Información

Cultivo de mango

Cultivo de mango


Hola, ¿puede una planta de mango obtenida de semilla, si se mantiene en un departamento con calefacción, dar fruto comestible? En Asia y América no creo que para obtener mangos de fruta los reproduzcan por injerto ... Lógicamente, de semilla debería salir un ejemplar de la misma especie con características no exactamente iguales, pero similares ...

Si obtengo una plántula de la semilla, manteniéndola en las mejores condiciones que puedo ofrecerla (clima mediterráneo templado, en la costa del Cilento, a 1,5 km del mar), ¿puedo esperar comer sus frutos mañana?

¡Muchas gracias, como siempre!

Alicia

Hola Alice, nos complace saber que ha vuelto a utilizar la sección "Preguntas y respuestas" de nuestro sitio web. Existe una buena posibilidad de que una planta de mango nacida de la semilla dé lugar a una nueva planta capaz de ir en contra de la fructificación y, por lo tanto, capaz de producir una fruta de mango comestible. En Sicilia y Calabria hay varias plantaciones de mango pero es un cultivar particular de esta planta, apta para el clima mediterráneo y capaz de soportar los vientos cálidos y secos que soplan durante varios meses del año en estas zonas. A menudo los frutos de mango que llegan a nuestras mesas son autóctonos de estas zonas y por ello hay que estar más que seguro de los orígenes de su semilla de mango antes de plantear la hipótesis de un cultivo que reproduzca las características climáticas de Asia y Centroamérica. Las semillas originarias de estas zonas climáticas de clima subtropical sin duda prefieren un cultivo interior o en cualquier caso un cultivo en zonas cálidas con mucha humedad y totalmente desprovistas de vientos cálidos y secos. En consecuencia, la costa mediterránea no es el mejor lugar para el cultivo al aire libre de la variedad de mango subtropical.

Si su propósito es cultivar mangos, le recomendamos que obtenga una planta de mango injertado o una variedad de mangos como los que se cultivan en las zonas más al sur de nuestra península. Con estas plantas el resultado será seguro y tendrá muy buen fruto cuando la planta esté lista para fructificar.


Cómo cultivar mango

Actualizado el 16 de septiembre de 2015

El árbol de mango es originario del sur de Asia, pero se puede encontrar en muchos lugares con un clima particularmente cálido, como Australia, América Latina, el continente africano y todos los países de la cuenca mediterránea.

Es un árbol siempre verde, de rápido crecimiento, en pocos años llega a alcanzar los 25 metros de altura, con un tallo corto y una copa alargada y redondeada. Hacia finales del invierno y principios de la primavera, produce una serie de grandes panículas, con pequeñas flores rosas, blancas o anaranjadas. Una vez que estas últimas hayan florecido, nacerán los característicos frutos de forma ovalada, de diferentes colores según la variedad, verde, amarillo, rojo, naranja algunos frutos pueden llegar a los 400 gramos o incluso los 2 kg.

El árbol de mango debe cultivarse en un área particularmente soleada o parcialmente sombreada, en un clima que no sea demasiado duro, el árbol teme las heladas tardías o el crecimiento de la fruta se verá muy afectado por el clima. Incluso las lluvias no deben exceder los 300 mm por año.

El mango se puede cultivar de dos formas, a partir de una semilla o por injerto. En el primer caso, pasarán unos 8 años antes de que el árbol dé fruto, mientras que con el injerto bastará con 3 o 5. Los árboles derivados del injerto serán la mitad de altos que los que nacen de la semilla, menos fuertes y resistentes pero con frutos más grandes.

El suelo ideal para plantar un árbol de mango es suelto, arenoso y bien drenado, con un pH ácido entre 4.5 y 7, con la adición anual de turba que mantiene constante la acidez del suelo. La profundidad mínima requerida es de 90 cm, para crear suficiente espacio para que las raíces se extiendan. No se recomienda utilizar fertilizantes químicos ricos en sal, que impiden el desarrollo de los frutos. La mejor época para plantar mangos es en verano, pero muy a menudo también hay que tener en cuenta la variedad.

Antes de plantar la semilla, debe dejarse secar durante la noche en un lugar fresco, lejos de la luz solar directa. A continuación, tendrás que abrir el grano con un cuchillo afilado, y tener cuidado de no cortar demasiado profundo para no dañar la semilla interna.

Una vez quitada la semilla, será necesario colocarla en un recipiente con tierra de calidad, y enterrar la parte cóncava unos 2,5 cm. La tierra deberá estar húmeda y el recipiente debe almacenarse en un lugar cálido y con sombra hasta que salga el brote, lo que tomará de dos a tres semanas. Para plantar un árbol de mango, deberá sacar la plántula del recipiente y colocarla en el hoyo previamente preparado, luego cubrirla con la tierra.

Durante el primer año de vida, será útil agregar fertilizante natural una vez al mes, combinándolo con agua caliente. En la primera semana de vida conviene regarlo con regularidad, dos cucharadas de agua al día, y luego disminuir con el tiempo y llegar una o dos veces por semana en el primer año. Las malezas deben ser arrancadas de raíz con regularidad, pero para evitar su propagación, simplemente agregue una capa delgada de mantillo que ayudará a que el suelo retenga la humedad. En otoño, pasada la temporada de la fruta, será necesario cortar las ramas a 2,5 cm del tronco y eliminar las que sean demasiado altas o anchas.

Finalmente, algunos consejos, con el fin de asegurar un crecimiento óptimo, será útil alejar el árbol de mango a unos 3,5-4 metros de los árboles circundantes. Será importante no regarlo en exceso para no dañarlo, protéjalo de las heladas invernales envolviéndolo en una carpa o manta. Finalmente, será necesario prestar especial atención a la aparición de antracnosis, una enfermedad mortal para el árbol de mango, a los primeros signos de manchas negras en la fruta, use un fungicida de inmediato.


Origen y propagación de la planta de papaya.

"data-medium-file =" https://www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10/Albero-di-papaya-1-e1570269960561-300x180.jpg "data-large-file =" https : //www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10/Albero-di-papaya-1-e1570269960561.jpg "loading =" lazy "src =" https://www.coltiviabiologica.it/wp -content / plugins / a3-lazy-load / assets / images / lazy_placeholder.gif "data-lazy-type =" image "data-src =" https://www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019 /10/Albero-di-papaya-1-e1570269960561.jpg "srcset =" "data-srcset =" https://www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10/Albero-di-papaya- 1-e1570269960561.jpg 800w, https://www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10/Albero-di-papaya-1-e1570269960561-300x180.jpg 300w, https: //www.coltivaciologica. it / wp-content / uploads / 2019/10 / Albero-di-papaya-1-e1570269960561-768x461.jpg 768w, https://www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10/Albero-di -papaya-1-e1570269960561-320x192.jpg 320w, https: // w ww.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10/Albero-di-papaya-1-e1570269960561-640x384.jpg 640w, https://www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10 /Albero-di-papaya-1-e1570269960561-360x216.jpg 360w, https://www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10/Albero-di-papaya-1-e1570269960561-720x432.jpg 720w , https://www.coltiviabiologica.it/wp-content/uploads/2019/10/Albero-di-papaya-1-e1570269960561-585x351.jpg 585w "tamaños =" (ancho máximo: 800px) 100vw, 800px " >
La orígenes de la papaya están muy lejos de nosotros y en particular se remontan a una región que corresponde a lo que hoy es el sur de México.
El nombre vulgar de papaya se debe a los conquistadores españoles que describieron por primera vez esta fruta.
La historia de difusión mundial comienza alrededor de 1500, cuando los españoles transportaron las semillas a Panamá y República Dominicana.
En el siglo siguiente, los marineros españoles y portugueses difundieron semillas y cultivos en Filipinas, Malasia e India.
Posteriormente, el cultivo de papaya comenzó a extenderse en áreas tropicales, hasta llegar en el siglo XIX a Hawái. En Florida, llegó a principios del siglo XX.
Hoy en día, la papaya se cultiva en todas las regiones tropicales y subtropicales del planeta. En Europa, las cosechas más importantes se encuentran en España, en las Islas Canarias. En Italia se cultiva en invernaderos casi exclusivamente en Sicilia.


Árbol de mango general: n

La El mango es un fruto del tipo drupa que proviene de numerosas especies de árboles tropicales pertenecientes al género Mangifera, cultivados principalmente por su fruto. La mayoría de estas especies se encuentran en la naturaleza en estado salvaje. El género pertenece a la familia de anacardos Anacardiaceae. LA Los mangos en particular son autóctonos del sur de Asia, donde el "mango común " o "mango indio ", Mangifera indica, que se ha distribuido en todo el mundo para convertirse en una de las frutas más cultivadas, proviene de los trópicos. Otras especies de Mangifera (por ejemplo, Mangifera foetida) se cultivan en diferentes lugares. La El mango es la fruta nacional de India, Pakistán y Filipinas, y también el árbol nacional de Bangladesh y Australia. Mango ofrece una gran dosis de vitaminas (especialmente A, grupo B y C) y sales minerales que incluyen potasio, calcio y magnesio, por lo tanto, pueden considerarse un verdadero suplemento natural anti fatiga. También es rico en agua y fibras, particularmente útiles para el bienestar del intestino. Una de las 4 investigaciones presentadas en San Diego ha destacado cómo esta fruta puede ayudar en caso de estreñimiento al actuar de manera decisiva sobre el peristaltismo intestinal. El color amarillo anaranjado del mango nos recuerda la presencia de betacaroteno precursor de la vitamina A, esencial para obtener una buena bronceado (ya que ayuda en la producción de melanina) pero también beneficioso para el vista . n

Cultivo y cuidado del árbol de mango: n

Plantas de Los mangos deben cultivarse dentro de todas esas áreas particularmente soleadas, incluso si logran desarrollarse muy bien en lugares ubicados en semisombra. En el caso de que opte por cultivar una planta de mango dentro de un lugar caracterizado por un clima bastante duro y heladas frecuentes, el efecto será el de tener una gran dificultad para dar frutos, ya que la planta crecerá incluso muy poco. , manteniendo el tamaño original de un arbusto. Es fundamental entender que se deben evitar las temperaturas mínimas para que el árbol de mango crezca no por debajo de 5-7 Grados celsius. En cuanto a la riego, en la mayoría de los casos las plantas de mango se caracterizan por necesitar un riego constante y frecuente: no hay que olvidar que el riego debe realizarse solo cuando el suelo se haya secado por completo, teniendo mucho cuidado para evitar la formación de exceso de agua y recordando que, durante el invierno temporada, esta planta no requiere riego especial. El objetivo de cultivar árboles sanos que se vuelvan lo más sanos y fuertes posible solo se puede lograr cuando se plantan dentro de un suelo que tenga un excelente nivel de drenaje, ya que se debe evitar la formación de peligrosos estanques de agua.


Árboles de mango con manchas secas y marrones en las hojas

La antracnosis es una enfermedad fúngica que afecta a los árboles de mango, provocando manchas secas de color marrón a negro en las hojas. Estas manchas se desarrollan primero en hojas nuevas y eventualmente se extienden a hojas más viejas. Las manchas también pueden estar presentes en las flores y frutas del mango. Las manchas son visibles a través de todo el tejido de la hoja, tanto en la superficie superior como en la inferior de la hoja. A medida que avanza la antracnosis, las hojas comienzan a rizarse y marchitarse, y los tallos de la planta comienzan a morir nuevamente. Eventualmente, las hojas, flores y frutos se deforman tanto que se caen prematuramente.
Mancha bacteriana de la hoja

Manchas bacterianas en las hojas de un árbol de mango con manchas marrones como mojadas en la superficie de las hojas. Estas manchas en forma de burbujas empapadas en agua y van acompañadas de pequeños agujeros en las hojas. Finalmente, las manchas marrones se secan y se endurecen hasta adquirir una consistencia similar a la de la cera. La mancha bacteriana de la hoja es causada por el patógeno Xanthomonas campestris. Si se permite que progrese, esta enfermedad causa la muerte al dejar caer hojas en su árbol de mango.
Tizón de la hoja

Si nota manchas marrones en la parte inferior de las hojas y manchas amarillas en la parte superior, es probable que el tizón de las hojas sea el culpable. El tizón de las hojas comúnmente comienza en las hojas adultas y de mayor crecimiento de los árboles de mango. A medida que avanza la enfermedad, las manchas aumentan de tamaño y número, y las manchas amarillas en las hojas superiores se vuelven pálidas o blancas. El tizón de las hojas también provoca la muerte, la muerte y la caída de las hojas de los árboles de mango.
Quemadura de hoja

Los problemas en el suelo se extienden a problemas con las hojas del árbol de mango, como manchas secas de color marrón. Tales problemas son el exceso de nitrógeno o sales en el suelo. Ambos problemas son el resultado de una fertilización excesiva. Los fertilizantes aumentan la cantidad de sal en el suelo y aumentan los niveles de nitrógeno. Cantidades excesivas de estos elementos causan quemaduras en las hojas de su árbol de mango y las hojas secas desarrollan manchas marrones. Si la quemadura de la hoja es severa, la hoja puede morir y caerse del árbol.
Cuidado y tratamiento cultural

La mejor manera de prevenir enfermedades que causan manchas secas, marrones, marchitez y caída de hojas en su árbol de mango es brindar las mejores condiciones de cultivo y cuidado. La asistencia cultural adecuada mejora la salud y el vigor del árbol, haciéndolo más resistente a patógenos y enfermedades comunes. Un árbol de mango requiere pleno sol y un suelo fértil y bien drenado. Cíñete a un horario de poda regular. Siempre asegúrese de quitar y limpiar las ramas y hojas caídas, muertas o enfermas para evitar que los hongos patógenos invernen en los restos de las hojas. Fertilice regularmente con un fertilizante de liberación lenta para que el árbol no esté expuesto a sales pesadas o nitrógeno demasiado rápido. Los fungicidas solo se recomiendan si se practica el cuidado cultural adecuado, pero su árbol fino sufre de manchas oscuras causadas por hongos patógenos; los fungicidas durante un período prolongado de tiempo pueden dañar la calidad de la fruta. Un fungicida a base de cobre rociado una vez a la semana, antes de la floración, es útil para proteger el tejido de hoja nuevo y viejo de las enfermedades fúngicas. Siga todas las instrucciones en la etiqueta del producto.


Cultivo de mango - jardín

L ' Granja Blanca se encuentra en Sicilia, entre las montañas del Parque Nebrodi a pocos metros del mar, en el municipio de Sant'Agata di Militello en la provincia de Messina y se extiende por aprox. 13 hectáreas Con terreno también en el vecino municipio de Torrenova, nació originalmente como una empresa dedicada íntegramente a la producción de cítricos (limones, naranjas, pomelos, mandarinas, clementinas).

Esta larga tradición familiar ha evolucionado ahora hacia la cultivo y producción de frutas tropicales, desde el Mango aPalta y está en constante expansión hacia el cultivo de otras frutas como Papaya y el Pasión fuit (Maracuyá).

Desde la década de 1960, laGranja Blanca siempre se ha mantenido al día con el progreso y las nuevas formas de cultivo. Por este motivo, la nueva generación ha decidido aprovechar las cualidades que tiene y ofrece la tierra, ubicada en el distrito de Papa en Sant'Agata di Militello en la provincia de Messina.
Dedicación, Pasión, Determinación Siempre han sido los valores que caracterizan a la finca que van de la mano con las ganas de experimentar y mantenerse al día con lo que demanda el mercado. El viaje de la empresa continúa, de hecho, en nombre de la puesta en valor de la tierra y de los primeros frutos que nos ofrece la Madre Naturaleza.
El objetivo principal, como era de esperar, es llevar a cabo un proyecto destinado a continuar evolución y crecimiento que determina inevitablemente un desarrollo del territorio, teniendo siempre en cuenta la respeto por la naturaleza.


Cultivo en macetas o en la huerta

Fuente: Manojo de mango naranja verde y maduro en árbol. Enfoque selectivo en el mango correcto. Copie el espacio a través de Shutterstock

Como ya se mencionó, la planta de mango es típicamente tropical y, en ausencia de condiciones climáticas adecuadas, es posible que no llegue a la fase de producción de frutos. En cualquier caso, también se puede utilizar como variedad ornamental de frasco, incluso si las dimensiones serán decididamente más pequeñas que los lugares de origen.

El primer paso es preparar mejor la maceta, o la zona exterior, que albergará la planta. En el fondo del recipiente se colocará un lecho de grava y esquirlas, pero también de bolas de arcilla expandida, para facilitar el flujo del agua. Luego se rellenará con un suelo blando y arenoso, drenando y posiblemente enriquecido con abono. En Huerta, se indicará un trabajo de excavación suave para asegurar una distribución uniforme de los nutrientes en el suelo.

El cultivo puede tener lugar para semilla o para el trasplante de la plántulas, este último está decididamente más extendido, especialmente fuera de las zonas de origen. Después de elegir la variedad preferida, la semilla debe limpiarse primero con un cepillo pequeño para eliminar las fibras o pulpa residuales. Si es necesario, debe dejarse al sol durante unos días para que pierda su humedad original. En caso de condiciones climáticas favorables, la semilla se puede insertar directamente en la vivienda a una profundidad de aproximadamente 2,5-3 centímetros, con la parte cóncava hacia arriba. Si desea cultivar mango en casa, o en áreas desfavorables, es recomendable ayudar a que los brotes aparezcan en un semillero, compuesto por un poco de tierra blanda y arenosa, en un recipiente preferiblemente cubierto con una tela plástica transparente para aumentar la temperatura, como si se tratara de un invernadero en miniatura. Cuando los brotes hayan alcanzado una altura de unos 10 centímetros, se pueden trasplantar.

El mantenimiento del mango depende del tipo de cultivo, así como del lugar. Para las muestras de maceta, lo más común, será necesario verificar la presencia de malas hierbas y otras malezas, además de fertilizar con fertilizantes orgánicos aproximadamente cada dos meses. Si la planta crece demasiado, se puede realizar una poda cíclica.

Si quieres actualizaciones sobre Huerta ingrese su correo electrónico en el cuadro a continuación:

Al completar este formulario, acepto recibir información relacionada con los servicios a los que se hace referencia en esta página de conformidad con la política de privacidad.

Hemos recibido su solicitud de registro. Si es la primera vez que se registra en nuestros servicios, Confirma tu suscripción haciendo clic en el enlace recibido por correo electrónico.

Si desea recibir información personalizada, también complete los siguientes campos opcionales.

Al completar este formulario, acepto recibir información relacionada con los servicios a los que se hace referencia en esta página de conformidad con la política de privacidad.


Video: 19 LOCAS E INTELIGENTES IDEAS Y RECETAS CON MANGO