Colecciones

Enfermedades de las plantas de verano: que temer por los cultivos de verano

Enfermedades de las plantas de verano: que temer por los cultivos de verano


por el dr. Giuseppe Pepe

La enfermedades de las plantas realmente pueden explotar en verano, gracias a las condiciones climáticas verano favorables y al estrés al que están sometidas las plantas de nuestros campos, debido a la falta de abastecimiento de agua.

Ya hemos hablado sobre qué cultivar en verano y hemos dado consejos sobre cultivos de verano.

Hoy hablaremos del enfermedades de El plantas de verano.

¡Disfruta la lectura!

Enfermedades de verano

Ya hemos hablado en numerosos artículos de plagas en el campo como los pulgones; Caracoles; parásitos de limón con remedios biológicos; malo enfermedades de las plantas no se deben únicamente a los animales parásitos.

Existen de hecho, incluso en los días actuales. verano, enfermedades de las plantas debido a hongos, bacterias y virus a tener en cuenta en este período.

Enfermedades de verano: fuego bacteriano

L ' Erwinia amylovora es la bacteria responsable del fuego bacteriano; cae entre enfermedades de las plantas de verano que afectan principalmente al fruto de pepita (pera, manzana y membrillo) pero también a algunas especies de plantas ornamentales y espontáneas pertenecientes a la familia de Rosáceas.

El fuego del tizón se produce sobre todo en las ramas jóvenes del fruto de pepita en los días de verano que van de mayo a septiembre.

Esta es una de esas enfermedades cuarentenarias, sujeta a control obligatorio.

De hecho, todo caso sospechoso de incendio debe ser informado al Servicio Fitosanitario Provincial; además, cualquier tipo de intervención por iniciativa personal está absolutamente prohibida debido a la gran facilidad con que se propaga la bacteriosis.

Como ocurre con prácticamente todas las enfermedades bacterianas, no existen productos fitosanitarios que puedan utilizarse para el tratamiento directo, dejando prácticamente a las medidas preventivas cualquier intervención encaminada a limitar la llegada al campo y la propagación de esta enfermedad.

Mildiú velloso

El verdadero rey del verano es el tomate, pero también el señor de plantas de verano es susceptible a enfermedades como todos los demás.

Esta enfermedad fúngica puede atacar muchas hortalizas además de los cultivos de tomate y es un gran enemigo de la vid; hablamos de ello en un artículo especialmente dedicado aquí.

Las condiciones ideales para el desarrollo del hongo patógeno del mildiú velloso son precisamente las altas temperaturas combinadas con escasas precipitaciones y clima seco.

Nematodos

El melón es una planta típica de climas cálidos y se cultiva en semanas verano.

La temperatura mínima requerida para la germinación de la semilla suele rondar los 24 grados C, teme las heladas y el rango de temperatura óptimo dentro del cual crece fácilmente está entre 25 y 30 ° C; por debajo de los 15 grados entra en estasis vegetativa.

Los nematodos pueden ser agentes de enfermedades para todas las cucurbitáceas, incluidos los melones.

Las condiciones climáticas verano combinados con suelos ligeros y arenosos y una temperatura media del suelo de alrededor de 27 ° C, representan las condiciones óptimas para los nematodos y para el desarrollo de enfermedades.

Las plantas afectadas por nematodos tienen follaje amarillento y retraso en el crecimiento, además, debido a la reducción de la capacidad de absorción de agua por parte de las raíces, se marchitan en las horas más calurosas del día.

Las raíces de las plantas afectadas por nematodos pueden desarrollar agallas, o hinchazones irregulares y nudosas, tanto aisladas como en racimos.

Los nematodos también pueden transferir virus que pueden causar virosis.


¿Crees que la información de este artículo está incompleta o es inexacta? ¡Envíanos un informe para ayudarnos a mejorar!



Plantas complementarias de rábano: ¿cuáles son las mejores plantas complementarias para los rábanos?

Los rábanos son uno de los productores más rápidos, a menudo cosechan una cosecha en tres o cuatro semanas en la primavera. Las cepas posteriores proporcionan raíces en seis a ocho semanas. Estas plantas toleran el trasplante siempre que no estén a la sombra de especies más altas. Muchos cultivos son excelentes plantas complementarias para los rábanos, que se llenan después de la cosecha de las raíces. La instalación de plantas que crezcan bien con rábanos puede maximizar el uso de la cama del jardín mientras se aprovechan las propiedades repelentes únicas del rábano picante.


Qué hacer en caso de calor y sequía.

Si por un lado esperamos el verano porque lo asociamos con las vacaciones en la playa, por otro lado debemos pensar que el clima seco es motivo de preocupación para los jardineros aficionados. Los meteorólogos coinciden en que los períodos de sequía severa serán cada vez más frecuentes en el futuro. Por lo tanto, le daremos algunos consejos sobre cómo intervenir para limitar los riesgos de posibles daños.

La mejor premisa: buen suelo y buen enraizamiento

"Más vale prevenir que curar" y este dicho popular es especialmente cierto en el sector de la jardinería. Adoptando estrategias y llevando a cabo intervenciones específicas, es posible ayudar a garantizar la supervivencia de las plantas incluso en períodos de ausencia de lluvia. ¿Algunos ejemplos?

Contraseña: plantas robustas

Si vive en un lugar que ya es cálido y seco, debe elegir especies de plantas que puedan tolerar el calor. Algunos ejemplos son: lavanda, verbena, lantana y dipladenia. Los árboles frutales también son adecuados porque, con una alta radiación solar, producen frutos especialmente sabrosos. Naturalmente, las plantas mediterráneas como los cítricos, el olivo, la adelfa, pero también el romero también se benefician de las cálidas temperaturas.

Las plantas sanas son iguales a las plantas resistentes

Los nutrientes son la palabra mágica cuando se trata de proteger los cultivos del calor y la sequía. COMPO recomienda abono granulado con lana de oveja que puede absorber mucha agua, mejorando así el aporte de las plantas en periodos de sequía, además de aportar cierta cantidad de humus. Otra sugerencia para escapar de las garras del calor es aplicar mantillo en el suelo como COMPO Corteza de Pino Marítimo o COMPO Volcanic Lapillo. Trivialmente, una capa de hierba cortada, hojas y residuos de cultivos reduce la evaporación y protege el suelo del sobrecalentamiento.

Fertiliza naturalmente

La preciosa lana de oveja

El fertilizante COMPO con lana de oveja tiene un efecto fertilizante inmediato y duradero, hasta 5 meses. La lana de oveja proporciona una excelente capacidad higroscópica para retener la humedad en el suelo y reducir el desperdicio de agua.

Mantenga el césped sano. ¡es agradable!

Las nuevas semillas COMPO PRATO garantizan los mejores resultados en todas las condiciones ambientales y tienen una alta capacidad de germinación gracias a la genética moderna y al recubrimiento parcial de azúcar. Esta capa de azúcar especial cubre la semilla con minerales y nutrientes que aumentan su éxito de germinación. Además, te permite absorber hasta 3 veces la cantidad de agua en comparación con una simple semilla sin recubrimiento. No solo. La confección parcial se basa en un pigmento verde invisible para los pájaros que evita que sean robados.

Por supuesto, para una buena germinación, todavía es necesario un riego suficiente (al menos una vez al día en abundancia).
El césped también debe fertilizarse con anticipación para anticipar posibles inconvenientes del verano. Los fertilizantes ricos en potasio, como COMPO FLORANID Verano Otoño, tienen la particularidad de fortalecer el sistema radicular de las briznas de hierba, además de mejorar la retención hídrica de la planta.
Finalmente, durante la temporada de calor, es mejor evitar cortar el césped: la hierba debe tener al menos 4.5-5 centímetros de largo para dar mejor sombra al suelo.


Cuidado de la nieve en la cubierta del suelo de verano.

La nieve en la cobertura del suelo de verano es muy fácil de mantener, pero se extenderá rápidamente y puede volverse invasiva, incluso ganándose el sobrenombre de cerezo. La planta se propaga rápidamente, agitando y despachando a los corredores. Sin embargo, un borde de 5 pulgadas de profundidad generalmente mantendrá esta planta dentro de sus límites.

Use un fertilizante con alto contenido de nitrógeno durante la siembra y un fertilizante con fósforo después de que las plantas florezcan.

No dejes que la manta de la alfombra plateada Cerastium pase desapercibida. La nieve que crece en las plantas de verano en los jardines de rocas, en laderas o pendientes, o incluso como un borde que noquea en el jardín, proporcionará flores blancas nacaradas de larga duración y un llamativo color plateado durante todo el año.


Cómo mantener a las ardillas fuera del jardín

Entonces, ¿qué mantiene alejadas a las ardillas? Hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a repeler a las ardillas. Sin embargo, dependiendo de dónde viva, puede encontrar que estos métodos son realmente inconvenientes e inapropiados. Por ejemplo, disparar, atrapar o fumigar en madrigueras puede ser apropiado en el campo, pero si vive en la ciudad, estas son acciones que podrían causarle problemas.

Lo que mantiene alejadas a las ardillas en algunas áreas puede no funcionar en otras, dependiendo de la raza de ardilla con la que esté tratando. Si se trata de ardillas terrestres, es posible que desee intentar inundar sus madrigueras. Esto los mantiene alejados porque no tienen hogar y necesitan encontrar otro. Buscarán suelo más seco y se mantendrán alejados del área que ha inundado.

También puede intentar usar un repelente de ardillas natural, como orina de depredador o chile molido. Estos mantendrán las plagas de ardillas durante al menos un corto período de tiempo. Pero tenga en cuenta que cualquier repelente de ardillas eventualmente se vuelve ineficaz a medida que las ardillas se acostumbran a él.

Además, puedes plantar bulbos que no les gustan a las ardillas en áreas donde no las quieres.


Huerto: que plantar mes a mes.

Aquí hay una pequeña guía que lo ayudará a comprender que plantar en los distintos meses del año y cómo hacerlo en función de calendario lunar.

Que plantar en enero

Lo primero que hay que hacer con el inicio del nuevo año es eliminar del suelo los residuos de las plantas cultivadas el año anterior. Luego, dependiendo del clima y las zonas en las que te encuentres, puedes empezar a crecer:
- en una cama caliente (es decir, en un pequeño invernadero) o debajo de un vidrio: repollo de verano, berenjenas, tomates, pimientos, rábanos, apio, melones, sandías, lechugas
- en campo abierto, por otro lado, puede plantar ajo blanco, proceder con la siembra de habas y guisantes.

Como explicamos en nuestro artículo "Poda de árboles frutales: calendario, técnicas y consejos", enero es también el mes de inicio de la poda de manzanas, peras y kiwis.

Que plantar en febrero

En febrero procedemos con el siembra de hortalizas que luego cosecharemos en primavera / verano. Esta operación sigue la calendario de siembra que a su vez está influenciado por las fases de la luna.
- con el luna que cae En el refugio se siembran verduras de hoja y apio y se plantan remolachas, espinacas y lechugas.
- con el Luna crecientePor otro lado, las zanahorias, los rábanos y los guisantes se abonan habitualmente al aire libre y, en el refugio, las hierbas.

Que sembrar en marzo

Cosa sembrar en marzo depende mucho del tipo de clima. De hecho, puede suceder que si siembras demasiado pronto y llegan descensos bruscos de temperatura o lluvias excesivas, se pierda toda la cosecha.

En general, sin embargo, marzo es el mes adecuado para plantar:
- en cultivo protegido: sandía, albahaca, alcachofas, repollo, col rizada, pepinos, endivias, hinojo, berenjenas, pimientos, tomates, puerros, apio, calabacines y hierbas aromáticas
- en campo abierto: remolacha, remolacha, zanahoria, achicoria cortada, cebolla, lechuga, guisantes, perejil, nabos, rábanos, rúcula, espinacas.

Abril, que plantar en el jardín.

Durante el mes de abril se pueden plantar: sandías, espárragos, albahaca, acelgas y costillas, alcachofas, cardos, zanahorias, col, achicoria, cebollas, endivias, escarola, frijoles, judías verdes, hinojo, ensalada, melones, berenjenas, pimientos, guisantes, perejil, rábanos, rúcula, apio, calabacines.

Además, antes del día 10 del mes es posible plantar garbanzos y después del día 25 proceder con la siembra de papa.

Mayo, que plantar en el jardín.

Entre plantas que se sembrarán en mayo recordamos judías, judías verdes, pimientos, berenjenas, calabacines, coles de Bruselas, pepinos, fresas.

Una pequeña precaución: en mayo las temperaturas tienden a subir por lo que es necesario regar en las primeras horas de la mañana y después del atardecer para evitar que los cambios excesivos de temperatura marchiten las plantas.

Junio, que plantar en el jardín.

Junio ​​es el mes de la remolacha, albahaca, zanahoria, acelga, col, achicoria, frijoles, lechuga, puerro, perejil, rábano, rúcula, apio, calabacín.

También se debe prestar atención a las enfermedades fúngicas y los ataques de insectos en plantas ya desarrolladas de tomates, berenjenas y pimientos. También es necesario preparar los soportes y redes para las plantas trepadoras y limpiar los tomates de las partes superfluas que crecen.

El jardín en julio y agosto.

En los meses de julio y agosto se siembra en campo abierto albahaca, acelga, zanahoria, coliflor, achicoria, cebolla, escarola, hinojo, frijoles, judías verdes, lechuga, perejil, rábano, nabos, rúcula, valeriana, calabacines.

Teniendo en cuenta que estamos en los meses más calurosos del año, es bueno regar con regularidad y realizar todas las operaciones para controlar las malezas y enfermedades que puedan atacar la planta.

En agosto, en particular, puede comenzar a organizar el suelo para los posteriores trasplantes de achicoria, repollo, repollo, tomates, hinojo.

Que plantar en el jardín en septiembre.

Septiembre es el mes adecuado para sembrar en campo abierto remolacha, acelga, zanahoria, col, achicoria, endivias, hinojo, lechuga, perejil, nabos, rábanos, rúcula, espinaca, valeriana.

Octubre: que hay en el jardín

Entender con la llegada del otoño y las temperaturas más frías que plantar en el jardín se vuelve más difícil, porque las variedades de plantas que son aptas para esta temporada disminuyen. Por lo general, la achicoria, la haba, la lechuga, el perejil, el rábano, la rúcula, la espinaca y la valeriana se siembran en campo abierto. Octubre también es el mes adecuado para sembrar guisantes y para plantar cebollas.
Noviembre y diciembre: cultivar la huerta en los meses fríos

En estos meses se siembran al aire libre habas, guisantes, rábanos, espinacas y valeriana. Mientras crece en camas calientes o bajo vidrio lechuga, achicoria verde, rúcula. Además, los guisantes y los bulbos de cebolla y ajo se pueden plantar durante todo el mes de noviembre y hasta los primeros 15 días de diciembre.


Tratamiento de las enfermedades del perejil.

Existen algunas variedades de perejil resistentes a las enfermedades más comunes, entre ellas "Paramount". Si no se dispone de semilla de una de las variedades resistentes, el control cultural suele ser eficaz para combatir estas enfermedades.

Use una línea de goteo para regar las plantas y riegue por la mañana para que el perejil se seque durante mucho tiempo.

Practique la rotación de cultivos para evitar que los patógenos presentes en el suelo infesten los cultivos posteriores.

Diluir las hierbas para favorecer la circulación y el perejil en un lugar soleado. El aire y la luz solar son esenciales para el tratamiento de las enfermedades del perejil.

Algunas enfermedades fúngicas responderán al fungicida de azufre aplicado al primer signo de infección. Si las plantas ya están muy infestadas y fallan, sáquelas, deséchelas y comience de nuevo.