Colecciones

Mitos y leyendas

Mitos y leyendas


Mitos y leyendas

Mitos y verdades sobre Ariocarpus

El género Ariocarpus ha sido objeto de mucho cariño y atención por parte de cultivadores y botánicos pero también ha estado rodeado de muchos mitos…


Jardín del Edén

La Biblia en su forma actual comienza con una cosmogonía. Cosmogonía significa una hipótesis o un relato del comienzo del mundo. El Libro del Génesis contiene dos versiones de la creación de nuestro planeta. El primero, o relato Elohista, comienza con el primer versículo del primer capítulo del Génesis y termina con el tercer versículo del segundo capítulo. La segunda, o versión Jehovística de la creación, comienza con el cuarto versículo del segundo capítulo del Génesis y se extiende hasta el vigésimo cuarto versículo del tercer capítulo.

La razón por la que estas dos historias de la creación se denominan Elohistas y Jehovistas se debe a los diferentes nombres hebreos que se usan al hablar de la deidad en los dos documentos o clases de documentos de los que se derivan nuestros relatos actuales. En la primera historia de la creación, la palabra hebrea Elohim se usó originalmente para referirse al Ser Supremo. Elohim, traducido literalmente como Los Dioses, se traduce Dios en nuestra Biblia actual.

En la segunda historia, la palabra hebrea original para Dios era Jehová o Jehová Elohim, literalmente el Dios de Dioses, traducido en la versión King James de la Biblia como el Señor Dios. Las diferencias entre los relatos Elohista y Jehovista del comienzo de la tierra, la vida vegetal y animal y la raza humana se tabulan de manera concisa en el siguiente resumen por un distinguido teólogo de la Iglesia Anglicana, el obispo John William Colenso:

"Los siguientes son los puntos de diferencia más notables entre las dos cosmogonías: En la primera la tierra emerge de las aguas y, por lo tanto, ESTÁ SATURADA CON MOSITURA. En la segunda, toda la superficie del suelo REQUIERE HUMEDAD, En el primero, los pájaros y las bestias son creados ANTES DEL HOMBRE, en el segundo, el hombre es creado ANTES DE LOS PÁJAROS Y LAS BESTIAS.

En el primero, todas las aves que vuelan están hechas de las AGUAS. En el segundo, las aves del aire están hechas del SUELO. En el primero, el hombre fue creado a imagen de Dios. En el segundo, el hombre está hecho del POLVO DE LA TIERRA y meramente animado con el aliento de vida y es sólo después de haber comido el fruto prohibido que el Señor dijo: "He aquí, el hombre se ha vuelto COMO UNO DE NOSOTROS, para saber Bien y mal."

En el primero, el hombre se hace señor de TODA LA TIERRA. En el segundo, simplemente se lo coloca en el Jardín del Edén, PARA VESTIRLO Y GUARDARLO. En el primero, el hombre y la mujer son CREADOS JUNTOS como la obra de cierre y finalización de toda la creación creada también, como evidentemente se implica de la misma manera, para ser el complemento el uno del otro y, así creados, son bendecidos. JUNTOS.

En el segundo, las bestias y los pájaros se crean ENTRE el hombre y la mujer. Primero, el hombre está hecho del polvo de la tierra, es colocado por EL MISMO en el jardín acusado de una orden solemne y amenazado con una maldición si la rompe ENTONCES SE HACEN LAS BESTIAS Y LOS PÁJAROS y el hombre les da nombres por último, después de todo esto, LA MUJER ESTÁ HECHA DE UNA DE SUS COSTILLAS, pero simplemente como ayudante del hombre.

El hecho es que el SEGUNDO relato de la creación, junto con la historia de la caída, está compuesto manifiestamente por un ESCRITOR DIFERENTE en conjunto del que escribió el PRIMERO. Esto se sugiere de inmediato por la circunstancia de que a lo largo de la PRIMERA narración siempre se habla del Creador con el nombre Elohim (Dios), mientras que, a lo largo del SEGUNDO relato, así como la historia de la caída, siempre se le llama Jehová Elohim ( Señor Dios) excepto cuando el escritor parece abstenerse, por alguna razón, de poner el nombre de Jehová en la boca de la serpiente.

Esto explica, naturalmente, las contradicciones anteriores. Parecería que, por alguna razón, las producciones de dos bolígrafos se han unido aquí sin ninguna referencia a sus inconsistencias "(The Pentateuch and Book of Joshua Critically Examined, Volumen 2, pates 171-173, Londres 1863). En la opinión popular, no hay nada original o único en estos mitos hebreos del Edén. Mitos y leyendas similares se contaron en todo el mundo siglos antes de que existiera alguna literatura sagrada entre los hebreos.

El mito del Jardín del Edén se conocía antiguamente en Etiopía (Nubia), Fenicia, Caldea, Babilonia, Asiria, India, Persia, Etruria, China, Egipto y México. Los hebreos entraron en contacto por primera vez con estas historias cuando los israelitas fueron conquistados y esclavizados por Sargón II, rey de Asiria (722? 705 a. C.). El monarca asirio llevó cautivos a miles de israelitas.

Los colonos del Imperio asirio, que entonces incluía Media, Persia, Babilonia, Caldea, Egipto y Siria, reemplazaron a las tribus expatriadas de Israel. Las diez tribus de Israel que fueron abrumadas y engullidas por sus enemigos fueron, como resultado, absorbidas por la población asiria políglota, perdiendo así su identidad étnica. Así es como se perdieron las famosas tribus perdidas de Israel.

Dado que originalmente había doce tribus hebreas, diez de las cuales componían el reino de Israel y dos el reino de Judá, y dado que diez tribus de Israel fueron reemplazadas por colonos extranjeros después de la conquista asiria, naturalmente se siguió que las dos tribus hebreas restantes de el reino de Judá entró en estrecho contacto con estos invasores. Como resultado, estas tribus hebreas se familiarizaron con y adoptaron muchos de los mitos y leyendas entonces vigentes en los territorios del Imperio Asirio.

Adoptaron no solo los mitos sobre la creación y caída del hombre de estas naciones, sino también los mitos y leyendas del Diluvio, la Torre de Babel y otros. Hubo una nueva y mayor afluencia de ideas extranjeras después del cautiverio en Babilonia (586 a.C.). El Sr. George Smith, del Departamento de Antigüedad Oriental, el Museo Británico, descubrió tablillas de terracota asirias en Mesopotamia durante los años 1873-1974, que datan del 1500 al 2000 a. C., lo que no solo da la historia de la creación. y la caída del hombre, pero también las narraciones del diluvio y la Torre de Babel (Véase The Chaldean Account of Genesis, de George Smith, Nueva York, 1876).

Un hallazgo reciente del Dr. Chiera, Asst. El profesor de Asiriología de la Universidad de Pensilvania arroja nueva luz sobre el origen babilónico de ciertas leyendas de los hebreos. El descubrimiento del Dr. Chiera es una tablilla escrita en lengua sumeria. Las inscripciones fueron grabadas en la tablilla de arcilla entre el 2100 y el 2500 a.C. Se cree que esta tablilla es simplemente una copia de un original mucho más antiguo, que con toda probabilidad se remonta al 4000 a. C.

En el mito original del Edén babilónico se cuenta la historia de un gran conflicto entre los dioses. No pueden decidir si el hombre debe ser creado o no. Un reptil sabio, el dragón milenario, Tiamat, se opuso a la creación de la raza humana. El dragón luchó contra el gran dios Bel. Finalmente, el dios venció al dragón arrojándole rayos. La oposición habiendo sido aplastada se creó el hombre.

Este conflicto entre Bel y el dragón guarda una estrecha analogía con la historia de la revolución en el cielo registrada en el Apocalipsis: Y hubo una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón y el dragón y sus ángeles lucharon. Y no prevaleció ni se halló más su lugar en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. (Apocalipsis XII, 7? 9)

Esta fábula de un gran conflicto entre las fuerzas de la luz y la oscuridad en los reinos celestiales inspiró al poeta Milton a escribir su inmortal Paraíso perdido. Él describe a Satanás como alto y guapo, majestuoso en apariencia, brillante en intelecto. Después de recuperarse de su caída del paraíso a la superficie de un lago en llamas en la tierra, reúne a sus demonios con una oratoria elocuente y conmovedora:

¡Príncipes! ¡Potentados! Guerreros!
¡La flor del cielo! Una vez tuyo, ahora perdido.
Si un asombro como éste puede apoderarse de
Espíritus eternos: o habéis elegido este lugar.
Después del trabajo de la batalla para descansar
Tu virtud cansada, por la facilidad que encuentras
¿Dormir aquí, como en los valles del cielo?
O en esta postura abyecta habéis jurado
¿Adorar al conquistador? Que ahora contempla
Querubín y serafín rodando en la inundación
Con armas y enseñas esparcidas hasta pronto
Sus veloces perseguidores desde las puertas del cielo disciernen
La ventaja y descender nos pisotean
Así caído o con rayos enlazados
Trasládenos al fondo de este abismo.
¡Despierto! ¡Aumentar! ¡O caerá para siempre!

Esta guerra en el reino celestial, con Dios y sus ángeles por un lado y el diablo y sus diablillos por el otro, fue el tema central de la antigua religión persa. En ninguna parte se ha presentado el hecho con más brillantez y lucidez que en el siguiente pasaje de Plutarco: Muchos suponen que hay dos dioses de inclinaciones opuestas, uno que se deleita en el bien y el otro en el mal; el primero de ellos se llama particularmente con el nombre de Dios, el segundo por el de Genius of Demon

Zoroastro los ha denominado Ormuzd y Ahriman y ha dicho que de todo lo que cae bajo el conocimiento de nuestros sentidos, ¿la luz es la mejor representación de uno y la oscuridad y la ignorancia del otro? Los persas también dicen que Ormuzd nació de formado de la luz más pura Ahriman, por el contrario, de la más densa oscuridad que Ormuzd hizo seis dioses tan buenos como él y Ahriman se opuso a ellos seis malvados que Ormuzd luego se multiplicó por tres y alejado a una distancia tan alejada del sol como el sol está alejado de la tierra, allí formó estrellas y, entre otros, a Sirio, que colocó en los cielos como guardia y centinela.

También hizo otros veinticuatro dioses, que encerró en un huevo pero Ahriman creó un número igual de su parte que rompió el huevo y desde ese momento el bien y el mal se mezclaron en el universo. Pero Ahriman será conquistado un día y la tierra será igual y suave para que todos los hombres puedan vivir felices.

Theopompus agrega, de los libros de los Magos, que uno de estos dioses reina a su vez cada 3000 años, durante los cuales el otro se mantiene en sujeción que luego luchan con armas iguales durante un período de tiempo similar, pero que al final el El genio malvado caerá para no volver a levantarse. Entonces los hombres se volverán felices y sus cuerpos no arrojarán sombra.

"Hay una aparente alegoría en todo este pasaje", dice el Conde Volney. "El huevo es la esfera fija? El mundo los seis dioses de Ormuzd son los seis signos (zodiacales) del verano, los de Ahriman los seis signos del invierno. Los otros 48 dioses son 48 constelaciones de la antigua esfera celeste, divididos en partes iguales entre Ahriman y Ormuzd.

El oficio de Sirio (la estrella del perro) como guardia y centinela nos dice que el origen de estas ideas fue finalmente egipcio, la expresión de que la tierra debe volverse IGUAL y SUAVE y que los cuerpos de los seres felices no deben arrojar SOMBRA prueba que el Ecuador era considerado como su verdadero paraíso "(The Ruins of Empires, de Volney, página 139, Eckler Edition, Nueva York, 1890).

Los paralelos entre los mitos persas del Edén registrados en los libros sagrados de los parsis, el Zend-Avesta y el Bundahish, y los del Génesis, son extremadamente sorprendentes. El relato de Zend-Avesta establece que Ormuzd creó el universo y el primer hombre y mujer en seis períodos de tiempo y en la siguiente sucesión: 1? LOS CIELOS. 2? LAS AGUAS. 3? LA TIERRA. 4? ARBOLES Y PLANTAS. 5? ANIMALES. 6? HOMBRE Y MUJER.

El séptimo día, sábado, Ormuzd descansó. El Avesta también registra el nombre del primer hombre como ADAMA y la primera mujer como EVAH. Ahriman, el diablo persa, come cierta fruta que le da el poder de tomar la semejanza de una serpiente. Al persuadir a la primera pareja humana para que comiera la fruta de cierto árbol llamado HOM, hizo que los malos pensamientos entraran en sus mentes y esto provocó su caída.

El Bundahish describe el orden de la creación de la siguiente manera: primer período, CIELO, segundo período, AGUA, tercer período, TIERRA, cuarto período, ÁRBOLES, quinto período, ANIMALES, sexto período, HOMBRE-MUJER. La razón de la expresión con guión HOMBRE-MUJER en lugar de HOMBRE y MUJER es porque, según Bundahish, la primera pareja humana fue una especie de gemelos siameses.

Fueron creados unidos espalda con espalda. Más tarde fueron divididos por Ormuzd, quien luego les amonestó a ser humildes de corazón, a observar la ley para ser puros en sus pensamientos, palabras y acciones. El hombre se llamaba Mashya, la mujer, Mashyana, y eran los progenitores de toda la raza humana.

La tradición judía conservada en el Tallmud, el Targum y en las opiniones de los rabinos eruditos, expresa el mismo punto de vista, a saber, que Adán fue creado a la vez HOMBRE Y MUJER CON DOS CARAS, cada uno en una dirección opuesta a la del otro, y que el creador separó la mitad femenina de la mitad masculina de Adán para darle a la mujer una personalidad distante. Esta idea de la humanidad comenzando con un ser tan hermafrodita se alude en los genes de la siguiente manera: varón y hembra los creó y los bendijo y les puso el nombre de Adán el día en que fueron creados ”(Génesis, V. 2).

El antiguo mito de la creación etrusca difiere poco de los persas. El trabajo de creación en la leyenda etrusca, abarcó 6000 años. En los 1ros 1000 años se crearon el CIELO Y LA TIERRA en el 2, el FIRMAMENTO en el 3, los MARES y otras AGUAS DE LA TIERRA en el 4, el SOL, LA LUNA y LAS ESTRELLAS en el 5, los ANIMALES DEL AIRE, AGUA Y LAND in the 6th, MAN (Ver Mitos bíblicos de Doane, p. 8, y Nuevas investigaciones de Volney sobre la historia antigua, páginas 177? 178).

Es positivamente extraño encontrar que estos mismos mitos y leyendas eran corrientes en el México antiguo. Los antiguos mexicanos poseían una tradición de GUERRA EN EL CIELO en la que los ángeles rebeldes fueron derrotados. También declararon que el primer hombre fue hecho de barro y la primera mujer fue formada de un hueso del hombre. La Eva mexicana está representada en sus monumentos como la madre de dos hijos que eran gemelos y, de nuevo, aparentemente conversando con una enorme serpiente (Ver el mito del sexo y el jardín del Edén de Maynard Shipley, página 46).

La creencia de que el primer hombre fue hecho de arcilla se mantuvo en todo el mundo en la antigüedad. De hecho, la creencia persiste hasta el día de hoy entre ciertos pueblos. "La gente de Togo que habla oveja en África occidental cree que Dios todavía hace hombres de barro", dijo Sir J.G. Frazer infórmanos. "Cuando queda un poco del agua con que humedece el barro, lo vierte en el suelo y de eso hace a la gente mala o desobediente.

Cuando desea hacer un buen hombre, lo hace de arcilla buena, pero cuando desea hacer un hombre malo, solo emplea arcilla mala para ese propósito. En el principio, Dios formó a un hombre y lo puso en la tierra, después de eso formó a una mujer. Los dos se miraron y empezaron a reír. "Sir James no nos dice por qué razón, si la hubo," por la cual Dios los envió al mundo "(Folklore in the Old Testament, p. 11, Nueva York, 1923) .

Debe decirse una palabra sobre el elemento astronómico de estas leyendas, porque es de mayor importancia de lo que generalmente se supone. Volney, basándose en la teoría del mito solar de Dupuis, descubrió que todo el drama de la creación y caída del hombre se podía rastrear entre las constelaciones de los cielos.

"De hecho", declara ese talentoso orientalista, "Tome una esfera celeste pintada a la manera de los antiguos, divídala por el círculo del horizonte en dos mitades. La superior, el cielo del verano, la luz, el calor, la abundancia, el reino. de Osiris, dios de todo bien, la otra mitad será el cielo inferior, INFURNUS, el cielo del invierno, el asiento de las tinieblas, de las privaciones, de los sufrimientos, el reino de Tifón, dios de todo mal.

"Hacia el oeste y hacia el equinoccio de otoño la escena ofrece una constelación" (Bootes), "representada por un hombre que sostiene una hoz, un obrero que, cada tarde, desciende cada vez más bajo en el cielo inferior y parece ser expulsado del cielo de luz, tras él viene una mujer, la constelación VIRGO, sosteniendo una rama de fruta agradable a la vista y buena para comer.

Ella también desciende todas las noches y parece empujar al hombre y provocar su caída. Debajo de ellos está la gran serpiente, OPHIUCUS, una constelación característica del barro del invierno, el Phython de los griegos, el Ahriman de los persas, cuyo epíteto en hebreo es AROUM. No muy lejos de ellos está la nave, la constelación ARGO NAVIS, atribuida en un momento a ISIS, en otro, a JASON, a NOAH, etc. Y a un lado está PERSEUS, un genio alado que sostiene una espada de fuego en su mano como si amenazar. Aquí están todos los personajes del drama de Adán y Eva comunes a los egipcios, caldeos y persas, pero que fue modificado según los tiempos y las circunstancias.

"Entre los egipcios esta mujer, la Virgen del Zodíaco, era ISIS, madre del pequeño HORUS, que es el Sol de Invierno que, débil y languideciendo como un niño, pasa seis meses en la esfera inferior para reaparecer en el Equinoccio Vernal. (el comienzo de la primavera), vencedor de Typhon y sus gigantes "(Volney's New Researches in Ancient History, páginas 165? 166, Boston, 1874. Véase también, The Plate: Astrological Heaven of the Ancients, en el Apéndice de Volney's Ruins of Empires, Nueva York, 1926).

Hay una serie de interpretaciones del mito del Edén, la última de las cuales es una explicación psicoanalítica de Cavendish Moxon y una hipótesis sociológica de Paul Lafargue. La teoría del mito solar se ha mencionado en este breve estudio porque el autor cree que el mito del Edén es, principalmente, un mito solar. Esta opinión se ve reforzada por investigaciones arqueológicas recientes.

"La epopeya babilónica de la creación", afirma el profesor Stephen Langdon, eminente asiriólogo inglés, "se basa en un mito solar y está íntimamente relacionada con el triunfo del sol vernal y el equinoccio de primavera" (Semitic Mythology, p. 315, Boston. , 1931). El hecho de que Volney reconociera la verdadera naturaleza del mito hace más de un siglo demuestra que fue un erudito cuidadoso con un fuerte poder de razonamiento y un excelente juicio.

Aunque este pequeño ensayo pretendía ser más descriptivo que analítico, tal vez no sería aconsejable omitir por completo una consideración del significado de las diversas narrativas de la creación del mundo y la caída del hombre. A mi modo de ver, los mitos de la CREACIÓN son intentos del hombre primitivo de explicar el cosmos tal como le parecía a su mente no instruida. Los mitos de la CAÍDA se basan en el anhelo del hombre por la inmortalidad.

Debido a la costumbre de las serpientes de mudarse periódicamente de la piel, el hombre primitivo tuvo la idea de que las serpientes eran inmortales. La vanidad natural del hombre les dijo a nuestros antepasados ​​lejanos que los dioses habían destinado el precioso regalo de la vida eterna solo a la humanidad. Así que se concibió que la serpiente había robado esta posesión invaluable de la raza humana y las serpientes han sido muy apropiadamente temidas y odiadas por los hombres desde ese día hasta hoy.

La versión bíblica de la caída del hombre está incompleta. No se explica el papel de la serpiente y no se le da la debida importancia al árbol de la vida en la historia. La historia original, que podemos reconstruir a partir de fragmentos recopilados de la mitología de muchas tierras con toda probabilidad, dice lo siguiente: Dios colocó al primer hombre y a la primera mujer en un jardín de delicias.

En este jardín había dos árboles, el árbol de la vida y el árbol de la muerte (llamado el árbol del conocimiento en la Biblia). El hombre tenía la opción de comer del fruto del árbol de la vida y volverse inmortal o de comer del fruto del árbol de la muerte y volverse mortal. Dios envió a la serpiente para decirles a Adán y Eva que comieran algo del fruto del árbol de la vida para que pudieran vivir para siempre, y para advertirles que no comieran fruto del árbol del conocimiento o de la muerte, porque si comen de este fruto prohibido, seguramente moriría y esta maldición descendería a sus hijos de generación en generación.

La serpiente sabia y malvada, sin embargo, invirtió el mensaje. Le dijo a la primera pareja humana que ganarían la inmortalidad comiendo fruta del árbol de la muerte. Desafortunadamente, Adán y Eva creyeron en la serpiente diabólica, comieron la fruta prohibida y como consecuencia fueron expulsados ​​del Edén y se volvieron mortales.

El astuto reptil, por otro lado, se sirvió del fruto del árbol de la vida y obtuvo vida inmortal para él y los de su especie. Dios también castigó a la serpiente por su desobediencia al condenarlo a gatear sobre su vientre y comer polvo. Evidentemente, la segunda parte de la pena debe haber sido revocada ya que es un hecho bien conocido que las serpientes no comen polvo.

Aunque generalmente los historiadores y eruditos sostienen que los hebreos obtuvieron sus teorías sobre la creación del mundo y la caída del hombre de los babilonios, no es improbable que estas historias vinieran originalmente de África. Porque los babilonios recibieron su civilización de una cultura aún anterior del valle de Mesopotamia, un pueblo conocido como los sumerios.

Según la antigua tradición, los sumerios eran originalmente una colonia de etíopes. Aunque los etíopes se extendieron por todo el mundo en la antigüedad, en general se ha considerado que su hogar original se encontraba en el corazón de África. Al discutir el origen del mito de la caída registrado en el Antiguo Testamento, Sir James G. Frazer comenta lo siguiente:

A favor de un origen africano del mito se puede observar que la explicación de la supuesta inmortalidad de las serpientes, que probablemente proporcionó el núcleo de la historia en su forma original, se ha conservado en varias versiones africanas, mientras que se ha perdido por completo. en la versión hebrea de la cual es natural inferir que las versiones africanas son más antiguas y más cercanas al original que la narrativa correspondiente pero incompleta en Génesis (The Worship of Nature, Vol. I, página 224).

Frazer infiere un origen africano de los sumerios al afirmar que, "Incluso si la historia se encontrara en lo sucesivo en una versión sumeria, esto no excluiría absolutamente la hipótesis de su origen africano, ya que se desconoce el hogar original de los sumerios" (The Worship of Nature, Vol. I, página 223).

Un buen caso del origen africano de los primeros babilonios lo expone el profesor George Rawlinson en el tercer capítulo del primer volumen de su célebre obra Ancient Monarchies. La siguiente cita da la esencia del argumento de Rawlinson. Las tradiciones con respecto a Memnon sirven para conectar estrechamente a Egipto y Etiopía con el país a la cabeza del Golfo Pérsico. Memnón, rey de Etiopía, es considerado por Herodoto y otros como el fundador de Susa.

Dirige un ejército de susanianos y etíopes combinados en ayuda de Príamo, el hermano de su padre, y después de distinguirse mucho, muere en una de las batallas ante Troya. Al mismo tiempo, los etíopes del Nilo lo reclaman como uno de sus monarcas y los egipcios lo identifican con su rey, Amunof III, cuya estatua se conoció como el 'Memnon vocal'.

A veces, se supone que su expedición partió de la Etiopía africana y procedió a través de Egipto hasta su destino. Había lugares llamados Memnonia que se suponía que había sido construido por él tanto en Egipto como en Susa y había una tribu llamada Memnones en Meroe. Memnon une así a los etíopes orientales con los occidentales y cuanto menos lo consideremos un personaje histórico, más debemos verlo como personificación de la identidad étnica de las dos razas.

Las tradiciones de los armenios están de acuerdo con las de los griegos. La "Geografía armenia" aplica el nombre de Cus o Etiopía a las cuatro grandes regiones, MEDIA, PERSIA, SUSIANA y ARIA, o a todo el territorio entre el Indo y Tigres. Moisés de Chorene, el gran historiador armenio, identifica a Belus, rey de Babilonia, con Nimrod. Adopta una genealogía para él solo ligeramente diferente de la de nuestras copias actuales de Génesis, lo que hace que Nimrod sea el nieto de Cus y el hijo de Mizraim. Por lo tanto, conecta de la manera más cercana a Babilonia, Egipto y Etiopía propiamente dicha.

A las tradiciones y vestigios aquí enumerados debe agregarse la tradición bíblica que nos es entregada de manera muy simple y clara en ese precioso documento, el TOLDOTH BENI NOÉ o LIBRO DE LAS GENERACIONES DE LOS HIJOS DE NOÉ. Se nos dice que los hijos de Cam fueron Cus, Mizraim, Phut y Canaán. y Cus engendró a Nimrod? y el principio de su reino fue Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar.

Aquí se asigna un reino primitivo de Babilonia a un pueblo que se dice claramente que fue cusita por sangre y que estuvo en estrecha relación con Mizraim del pueblo de Egipto, Phut o los de África Central y Canaán, o los de Palestina.

Es la mejor y más simple interpretación de este pasaje entenderlo como afirmando que las cuatro razas, egipcios, etíopes, libios y cananeos, estaban conectados étnicamente siendo todos descendientes de Cam y además, que el pueblo primitivo de Babilonia era una subdivisión de uno. de estas razas, a saber, de los cusitas o etíopes, conectados en algún grado con los cananeos, egipcios y libios, pero más estrechamente con la gente que habitaba en el Alto Nilo "(Ancient Monarchies, Vol. I, Cap. 3).

Las deducciones de Rawlinson se basaron, como acabamos de ver, en la tradición y la historia antiguas. Un argumento aún más fuerte puede extraerse de la evidencia proporcionada por la religión comparada. Todos los estudiosos competentes del origen y la evolución de las religiones admiten sin vacilar que los dioses de varios pueblos originalmente se parecían mucho a sus adoradores, tanto física como mentalmente.

Ahora bien, es un hecho indiscutible que los grandes pueblos de la antigüedad, tanto en el mundo antiguo como en el nuevo, eran adoradores de DIOSES NEGROS. Por ejemplo, HORUS, el Dios Salvador egipcio, era negro. También lo fue KRISHNA, el célebre Cristo de la India. También QUETZALCOATL, Salvador de los antiguos mexicanos. Incluso Jesús, el Salvador cristiano, está representado en las imágenes y estatuas cristianas primitivas con una tez negra. Y todos estos dioses negros eran hijos de MADRES VIRGENES NEGRAS. Además de esto, algunas de las grandes naciones antiguas admiten francamente en sus tradiciones que su religión vino originalmente de Etiopía (Ver Heeren's African Researches).

Al discutir la religión de los antiguos mexicanos, Maynard Shipley, presidente de la Science League of America, hace dos preguntas que sin duda son motivo de reflexión: "¿Cómo es posible que la madre virgen del Dios Salvador mexicano se pareciera tanto a las 'VIRGENES NEGRAS'? "¿de Egipto y Europa? ¿No tenían todos un origen común?" (El mito del sexo y el jardín del Edén, páginas 50? 51.) Más adelante, en el mismo ensayo, hace otros comentarios igualmente estimulantes:

"Que los antiguos credos, leyendas y mitos paganos, que forman parte de los mitos universales, se encuentren incorporados en la religión de los antiguos mexicanos y que, una vez más, se descubra que todos estos son solo fuentes originales de la religión cristiana ortodoxa moderna, no es de ninguna manera inexplicable y necesario no debe atribuirse a la sutileza del omnipresente diablo. La explicación es que todas las religiones y todos los idiomas de las razas civilizadas de hombres tenían un origen común en una antigua sede de la civilización. Dónde estaba ese centro original de cultura es otra historia "(Sex and el Mito del Jardín del Edén, p. 60).

Gerald Massey, el poeta y egiptólogo inglés, sostuvo que este centro cultural original estaba en África. Planteó esta cuestión en relación con el tema que estamos discutiendo en una de sus conferencias publicadas en Londres, 1887.

En dicha conferencia, "El hebreo y otras creaciones fundamentalmente explicadas", afirmó, "la leyenda del Edén es una de esas tradiciones primitivas que deben haber sido propiedad común de una raza humana indivisa llevada a cabo en todas las tierras mientras se dispersaban en varias direcciones desde un centro, que considero africano "(Para una defensa exhaustiva de la teoría del origen africano de la civilización y la religión, véase el primer volumen o la obra de Massey, Un libro de los comienzos).

El profesor G. Elliot Smith, el antropólogo británico, ganó no poca fama en los últimos años al defender la opinión de que todas las civilizaciones y religiones se originaron en el antiguo Egipto. Parafraseando al Prof. Smith, *** la civilización y la religión son INVENCIONES EGIPCIAS.

La escuela de pensamiento mágico representada por Elliot Smith y sus discípulos *************** e Escuela de Difusión. En otras palabras, tienen civilización ******************* localidad particular y se extienden desde allí al resto ************** ****** escuela de pensamiento opuesta se conoce como la Evolución ***************** La tesis es que la civilización se originó y evolucionó *********** ************ diferentes partes del mundo. Hay un tercer *************************** cs, que ocupa un término medio entre ********** ****************** ols.

**************************** ive religion, como esta reseña en - ************* ****************** ilusión de que la escuela de difusión de ************************ ******* ent. Sin embargo, dado que tenemos ***************************** no es el más antiguo del mundo, no abandonamos nuestra posición difusionista por rastreando la civilización hasta un centro cultural anterior.

Mi opinión personal es que estos mitos y leyendas del Huerto del Edén, además de muchos otros de naturaleza similar, tuvieron su origen en el corazón de África en tiempos muy antiguos y se difundieron a través de Egipto al resto del mundo.

NOTA DEL AUTOR: Debido a la falta de espacio, algunas citas fueron necesariamente condensadas. NOTA DEL EDITOR: Los asteriscos se utilizan para reemplazar el texto que falta debido a una rotura en el documento original.

Museo Virtual John G. Jackson | Museos virtuales de los maestros VISTA FRONTAL: Una revista electrónica del pensamiento centrado en África Página de inicio de NBUF | Página de inicio del Centro de aprendizaje de DuBois.


El mito del mantillo en hojas a base de papel: "Los mantillos en hojas de papel de periódico y cartón son formas excelentes de reducir las malezas y mantener la salud del suelo en paisajes permanentes"

  • Los mantillos de hojas de papel de periódico y cartón pueden ser efectivos para camas anuales si se mantienen adecuadamente.
  • Los mantillos en hojas pueden evitar el movimiento del agua y el intercambio de gases si están demasiado húmedos o demasiado secos.
  • Use materiales de mantillo apropiados para el lugar. Los paisajes ornamentales permanentes, los sitios sin mantenimiento y las áreas de restauración no son lugares apropiados para mantillos de hojas de papel de periódico y cartón.


Cuota Todas las opciones para compartir para: ¡10 mitos de jardinería reventados!

Malos consejos de jardinería

Foto de Simon Wheeler Ltd / Photolibrary

Pregúntele a los jardineros dónde aprendieron sobre las plantas, y la mayoría le contará sobre un padre, abuelo o tía o tío favorito que transmitió el amor por cavar en la tierra. Ciertamente, estos mentores de pulgar verde hicieron mucho bien. Después de todo, fueron sus coloridos bordes perennes y sus abundantes parches vegetales los que inspiraron a la siguiente generación a tomar una paleta. Sin embargo, en medio de todos sus buenos consejos, probablemente también transmitieron algo de conocimiento poco científico. Muchos trucos de jardinería de cosecha propia simplemente no están a la altura de sus expectativas cuando los investigadores los ponen a prueba. Pero las viejas formas tardan en cambiar. Después de todo, la mayoría de los jardineros aprenden unos de otros en lugar de repasar los últimos estudios universitarios. Así que hemos hecho la investigación por ti. La próxima vez que un vecino bien intencionado ofrezca uno de estos "consejos" probados por el tiempo, podrá eliminar la realidad de la ficción.

1. Las cáscaras de plátano enterradas dan a las rosas un impulso de potasio

Ilustración de Hadley Hooper.

Los plátanos y sus cáscaras contienen altos niveles de potasio, un nutriente esencial que las rosas y todas las plantas de jardín necesitan para todo, desde estimular el crecimiento hasta producir flores. Pero enterrar cáscaras enteras puede ser contraproducente. A medida que los microorganismos del suelo trabajan para descomponer las cáscaras, extraen cantidades significativas de nitrógeno del suelo, lo que resulta en menos nitrógeno para reverdecer las plantas. El mejor lugar para las cáscaras de plátano es una pila de abono, donde pueden descomponerse junto con otros restos de comida ricos en nutrientes. Para darles a las plantas la nutrición equilibrada que necesitan, en su lugar, cubra con compost.

2. Las plantas tolerantes a la sequía no necesitan riego

Foto de Dennis Chang / age fotostock / Getty

Las plantas tolerantes a la sequía pueden necesitar menos agua que otras plantas, pero eso no significa que nunca tendrás que sacar la manguera de tu jardín. Si la tierra del jardín o del contenedor alrededor de su planta está seca, riéguela. Las plantas jóvenes son especialmente susceptibles a la sequía porque sus raíces se están estableciendo. Esté atento a mantener el suelo ligeramente húmedo, pero no empapado, durante el primer año de la planta, independientemente de su reputación de resistencia.

3. Los pesticidas orgánicos son más seguros que los sintéticos

Veneno de serpiente, arsénico, hiedra venenosa: todos son naturales, pero eso no los hace seguros. Del mismo modo, hay muchas toxinas naturales que se utilizan en los productos de huertos orgánicos que son potencialmente dañinos. Si se usan incorrectamente, los venenos naturales, como la piretrina (un insecticida extraído de las flores de crisantemo), son peligrosos para las personas, las mascotas y los habitantes beneficiosos de nuestros jardines, como las ranas y las abejas. Si debe usar un pesticida, base su selección en cuán peligrosos son los ingredientes activos y cuán efectivos son. Las opciones más seguras incluyen productos que contienen bacilo turingiensico, también conocido como Bt, y jabón insecticida.

4. Rociar granos de café alrededor de arbustos que aman el ácido reduce el pH del suelo

Ilustración de Hadley Hooper.

Los posos de café son ácidos y mezclarlos con el suelo puede afectar el pH, lentamente. Pero aquí está el problema: los posos de café frescos pueden inhibir el crecimiento de las plantas porque retienen el nitrógeno en el suelo a medida que se descomponen (al igual que las cáscaras de plátano), especialmente si se agregan grandes cantidades. Para reducir el pH de su suelo sin causar una deficiencia de nitrógeno, compre un acidificante de suelo a base de azufre (disponible en centros de jardinería) y modifique el suelo siguiendo las instrucciones del paquete. Muchos arbustos populares, como las azaleas, los brezos, los rododendros y los arándanos, apreciarán el suelo con más acidez.

5. Agregar fertilizante al agujero ayuda a que los trasplantes se establezcan más rápido

Foto de Matthew Septimus / The Image Bank / Getty

¿Sin fertilizantes u otras enmiendas del suelo a la mano? Sin preocupaciones. No es necesario agregarlos a un hoyo de plantación y, en algunos casos, puede desalentar un sistema de raíces vigoroso. Los huecos de plantación ricos en nutrientes pueden dar a las raíces menos incentivos para ramificarse para absorber nutrientes y humedad del área circundante y los fertilizantes, incluidos los fertilizantes ricos en fósforo que se comercializan con frecuencia para nuevos trasplantes, contienen sales que pueden quemar nuevas raíces tiernas si se no incorporado al suelo circundante. Si le preocupa la fertilidad del suelo, es mejor darle a las plantas un impulso de nutrientes esparciendo una capa de compost de 1 a 2 pulgadas, luego de 1 a 2 pulgadas de mantillo sobre el sitio de plantación. Solo asegúrese de dejar unas pocas pulgadas de espacio para respirar alrededor del tallo de cada planta, especialmente cuando esté triturando árboles. Apilar tierra o mantillo alrededor del tronco de un árbol puede causar raíces anilladas que rodean el tronco y estrangulan lentamente la planta.

6. Agregar arena al suelo arcilloso mejora el drenaje

Foto de Scimat Scimat / Photo Researchers / Getty

El anegamiento es común en suelos arcillosos porque las partículas de arcilla son extremadamente finas y se compactan fácilmente. La arena es todo lo contrario. Se drena rápidamente porque sus partículas son gruesas y están menos espaciadas. Entonces, agregar arena al suelo arcilloso debe acelerar el drenaje, ¿verdad? No exactamente. Las diminutas partículas de arcilla simplemente rellenan los espacios entre los granos de arena, lo que da como resultado una sustancia similar al hormigón. Si desea mejorar la arcilla, el ingrediente secreto es el compost, no la arena. Para obtener resultados inmediatos, aplique una capa de abono de 2 pulgadas sobre toda el área de plantación. O, si el sitio ya está plantado, puede obtener beneficios similares cubriendo con abono. Solo tomará uno o dos años para que el abono se infiltre en la arcilla.

7. Los árboles recién plantados requieren replanteo

Foto de Photos Lamontagne / Photolibrary / Getty

A menos que su árbol sea pesado en la copa o en un sitio especialmente ventoso, no necesita estacas. Un pequeño movimiento es bueno para los árboles jóvenes. Así como nuestros músculos crecen con el ejercicio, los troncos de los árboles se vuelven más gruesos y fuertes cuando se les permite moverse. Los árboles con estacas tienden a crecer más altos, pero sus troncos son delgados y débiles, por lo que si decide apostar, asegúrese de apostar lo más floja y brevemente posible. Rara vez es necesario apostar por más de seis meses. Use algo suave, como un trozo de manguera de jardín, contra la corteza del árbol para evitar cortarlo.

8. Pintar los cortes de poda protege a los árboles de enfermedades e insectos

Los arbolistas profesionales abandonaron la práctica de pintar heridas de árboles y podar cortes hace años. El hecho es que hay poca evidencia de que el alquitrán de poda, o cualquier otro compuesto, evite que enfermedades o insectos entren en las heridas de los árboles. La investigación incluso sugiere que esta práctica ralentiza el proceso de curación natural de los árboles de sellar cortes con una capa dura de "madera herida". Las mejores formas de evitar daños son hacer cortes limpios con herramientas afiladas y podar durante el final del invierno, cuando las enfermedades y los insectos están inactivos.

9. La grava en el fondo de los contenedores mejora el drenaje

Ilustración de Hadley Hooper.

Este es un mito que nunca parece morir. Pero en lugar de prevenir la pudrición de la raíz, agregar grava hace que sea más probable que ocurra. El agua se empuja hacia abajo a través del recipiente por gravedad y se acumula cerca del orificio de drenaje. Una capa de grava en la base de la maceta sirve como orificio de drenaje y recoge el agua de la misma manera. Entonces, en lugar de evitar que las raíces se asienten en el agua en la base del contenedor, la grava simplemente mueve el charco de agua más arriba de la maceta, donde puede hacer más daño.La mejor manera de garantizar un drenaje adecuado es usar una tierra para macetas hecha con materiales, como corteza de pino. También puede agregar varios puñados adicionales de perlita, lo que ayuda a mantener la tierra para macetas ligera y aireada.

10. El bicarbonato de sodio cura la mancha negra

Foto de Rasbak / Wikimedia Commons

Aunque funciona bastante bien para el mildiú polvoroso, el bicarbonato de sodio no es eficaz en la mancha negra. Pero aquí hay un remedio casero que funciona: Mezcle 1 parte de leche con 2 partes de follaje afectado con rocío de agua una vez cada semana o dos, antes de que la mancha negra se convierta en un problema grave. Esta solución también puede ayudar a controlar el mildiú polvoroso. Pero no lo use en comestibles, ya que la leche se agria.


Ver el vídeo: Mitos y leyendas 1x03 A la Caza del Tesoro Pirata