Colecciones

Video de plantación de jacintos: suelo, profundidad, aderezo

Video de plantación de jacintos: suelo, profundidad, aderezo


Transferir

Video de plantación de bulbos de jacinto.La siembra de jacintos se realiza en otoño. Antes de plantar, es necesario preparar el suelo: acidificar o, por el contrario, agregar harina de dolomita. El jacinto se planta a una profundidad estándar para bulbosos, pero no tan profundo. Después de plantar, el sitio debe cubrirse con mantillo. Veamos cómo hacerlo todo correctamente.

Video de plantación de jacintos

4.409090909090911111 Puntuación 4.41 (22 votos)


Días favorables para plantar jacintos en el otoño de 2020 según el calendario lunar.

Los jacintos son un cultivo bastante termofílico, al que muchos cultivadores se refieren como caprichoso. Pero, con la tecnología agrícola adecuada, esta planta crece bien y no requiere mayor atención. En el caso de esta flor, plantar en la temporada de otoño es la mejor solución.

Sin embargo, plantar y cuidar en campo abierto en otoño implica un conjunto de medidas agrícolas que el florista debe seguir. Al mismo tiempo, uno de los puntos importantes es la selección de una fecha adecuada para el aterrizaje, cuando se tenga en cuenta el calendario lunar para el otoño de 2020, así como el clima de la región y el tiempo actual.


Cultivo de jacintos al aire libre

¡Buen día queridos lectores!

Cómo cultivar jacintos en campo abierto, cómo cuidarlos y cómo almacenar sus bulbos, te lo contaré en el artículo de hoy.

En su tierra natal en el Mediterráneo y Asia Menor, los jacintos comienzan a florecer desde finales del invierno hasta finales del otoño. Debido a su ascendencia sureña, son más exigentes con el calor que, por ejemplo, los tulipanes.

En las condiciones de la zona media, los tubérculos de la raíz de los jacintos deben desenterrarse anualmente y almacenarse a la temperatura y humedad óptimas para evitar la opresión de las funciones vegetativas de las plantas. De lo contrario, la floración de los jacintos será peor y más débil ya en el segundo año de cultivo, y desaparecerá por completo después de unos años.

Plantamos jacintos

En el carril central, se recomienda plantar tubérculos de raíz de jacinto en la última década de septiembre. Como en el caso de los tulipanes, si los plantas antes, los bulbos pueden germinar y, al no tener tiempo de fortalecerse, morir en las heladas invernales. Si se retrasa con la siembra, los tubérculos no tendrán tiempo de echar raíces antes de la primera helada, lo que también es extremadamente indeseable para su desarrollo vegetativo. Muchos residentes de verano no siguen estas recomendaciones y se dedican a plantar jacintos hasta noviembre, aislando especialmente el sitio de plantación con follaje, película y otro material improvisado para proteger las raíces de los tubérculos de las fuertes lluvias y la nieve.

Se debe seleccionar y preparar un sitio para plantar jacintos al final del verano, un par de meses antes de plantar los bulbos en el suelo. De lo contrario, el desplazamiento natural del suelo recién excavado puede provocar una ruptura en el sistema de raíces de los tubérculos, que deberían desarrollarse en otoño. Se agrega humus o turba a los agujeros antes de plantar jacintos.

La distancia entre los bulbos plantados debe ser de 20 cm, la profundidad del agujero debe ser de 15 cm En cuanto a los "bebés" de los jacintos, se pueden plantar no muy profundos, pero más gruesos. Es aconsejable organizar la siembra de jacintos en una "chaqueta de arena", es decir, agregar una pequeña cantidad de arena de río limpia en una capa de no más de 5 cm al agujero. El bulbo entra fácilmente en esta arena y luego rocía con tierra encima. Con la ayuda de esta técnica, se puede prevenir la pudrición de los tubérculos de la raíz, la infección con patógenos infecciosos, que siempre están presentes en el suelo, y se pueden mejorar las propiedades de drenaje del suelo. Si el suelo está demasiado seco durante la siembra de jacintos, es necesario regarlo para crear las condiciones óptimas para un mejor enraizamiento de los bulbos.

Cuidado del jacinto

Tan pronto como la temperatura del aire baje constantemente, es mejor cubrir el sitio de plantación de los jacintos con cualquier material disponible: aserrín, follaje, ramas de abeto o humus. Con el inicio de la primavera, cuando la nieve se derrita, retire el refugio, pero hágalo con mucho cuidado, ya que los primeros brotes de plantas aparecen temprano.

Persiguiendo cultivo de jacintos en campo abierto, recuerde que a los jacintos les gusta mucho alimentarse. El primer aderezo se aplica en cuanto aparecen los primeros brotes, para ello se utiliza nitrato de amonio (30 g por metro cuadrado). La segunda alimentación es necesaria para los jacintos después de la aparición de los primeros brotes: se aplica una mezcla de 20 g de nitrato, 30 gramos de cloruro de potasio y 30 gramos de superfosfato por metro cuadrado. El tercer apósito final es necesario para las plantas después del final del período de floración, consta de 40 gramos de superfosfato, así como 40 gramos de cloruro de potasio.

Almacenamiento de bulbos de jacinto

Tan pronto como los jacintos terminen de florecer y las hojas se pongan amarillas, deben desenterrarse. Esto suele ocurrir a principios de julio. Los tubérculos de raíz excavados se limpian cuidadosamente de los residuos del suelo, las hojas y el tallo se cortan y se secan durante varios días, preferiblemente al aire libre. Luego, los niños grandes se separan cuidadosamente de los bulbos secos, se eliminan los crecimientos y escamas en exceso y se almacenan para su almacenamiento hasta el otoño. Se considera que el período de almacenamiento óptimo es de tres meses. La habitación donde se almacenan los tubérculos de raíz de jacinto no debe estar demasiado seca para que no se sequen. Puede rociar las bombillas sistemáticamente con una botella de spray para mantener su humedad natural. En cuanto al régimen de temperatura, durante los primeros dos meses de almacenamiento, la temperatura debe permanecer entre 20 y 26 grados, durante el último mes, los jacintos se almacenan en valores de 15 a 17 grados.

Los jacintos se pueden propagar por semillas, crías y directamente por escamas bulbosas. Si decide propagar jacintos con semillas, recuerde que este método solo es aplicable para obtener nuevas variedades, ya que las plantas no repetirán los signos de sus padres, y se puede esperar la primera floración de ellos no antes de 5 años después.


Selección de un lugar para el cultivo de jacintos en campo abierto.

Una elección competente de un lugar para plantar jacintos en campo abierto y cuidar las plantas antes y después de la floración es la clave para una floración primaveral larga.

La zona donde van a crecer los jacintos debe estar bien iluminada, lo que en primavera, cuando todavía hay poco follaje, es fácil de proporcionar. Pero tendrás que cuidar de proteger el jardín de flores del viento.

Muchos jardineros cometen el error de plantar bulbos debajo de las copas de los árboles o cerca de arbustos altos. Por un lado, una vegetación tan grande realmente salvará las inflorescencias del viento frío y no dará sombra hasta que el follaje florezca. Por otro lado, cuando llega el momento de desenterrar los jacintos después de la floración en el jardín, es posible que los bulbos no tengan suficiente nutrición para reponer su fuerza, lo que afectará su calidad.

  • Los jacintos prefieren la tierra suelta. Es mejor mezclar suelo arcilloso o suelo negro con turba o arena de río.
  • El crecimiento de los bulbos y la calidad de la floración se ven influidos positivamente por la abundancia de materia orgánica de alta calidad, pero la alimentación con estiércol fresco puede dañar a los jacintos.
  • La acidez del suelo no debe exceder las 6.5 unidades, si el nivel de pH es más alto, se agrega harina de cal al suelo.

Los bulbos de jacinto reaccionan muy mal al encharcamiento. Si el agua subterránea en el sitio se acerca a la superficie a menos de medio metro, se colocan crestas altas para plantar jacintos o se necesita un drenaje poderoso. Para asegurar la salida de la humedad de la primavera o la lluvia, a veces se hace una ligera pendiente.

Todo el trabajo preparatorio para plantar jacintos en campo abierto y cuidar los bulbos se realiza mejor al final del verano. En un mes o dos, el suelo se asentará y el enraizamiento otoñal de los bulbos será más rápido y más fácil.


Plantar jacintos

Los jacintos se plantan a una profundidad igual a tres veces la altura de tres bulbos:

  • bulbos de hasta 5 cm de diámetro - a una profundidad de 12-15 cm
  • bulbos con un diámetro de más de 5 cm, a una profundidad de 15-18 cm.

El suelo ligero le permite aumentar y, por el contrario, pesado, reduce la profundidad de siembra en 2 cm.

Los bulbos se plantan a una distancia media de 15-20 cm entre sí. Pero si son de tamaño pequeño, esta distancia se puede reducir ligeramente.

Se vierte una capa de arena de 3-5 centímetros en el fondo de cada agujero en el área de suelo preparada. Se coloca una cebolla (no presionar), luego se rocía primero con arena y ya encima con tierra.

La arena evitará que los bulbos se pudran, actuará como drenaje y protegerá a las plantas de diversas infecciones.

Incluso se pueden lograr plántulas si se plantan bulbos del mismo tamaño a la misma profundidad y uno al lado del otro.
Después de plantar los bulbos de jacinto, asegúrese de regar el macizo de flores. No debe humedecer el suelo solo si ha llovido no hace mucho tiempo.


Alimentos de origen vegetal


Para que las plantas de interior no solo se arraiguen bien en un lugar nuevo después de la compra, sino para que siempre sean hermosas y saludables, deben ser alimentadas y fertilizadas. Para estos fines, se vende una cantidad bastante grande de diversos fertilizantes. Pero también puede usar recetas populares para ayudar a cuidar a sus mascotas. Éstos son algunos de ellos:


  • Agua de carne. El agua en la que se lavó la carne o el pescado, que contiene todas las sales necesarias para las plantas. Antes de su uso, dicha agua debe filtrarse a través de una gasa para eliminar los trozos de grasa, ya que la grasa que se acumula en la superficie del suelo dificulta que el aire llegue a las raíces de las plantas.
  • Azúcar. El azúcar contiene glucosa en su composición. Es una fuente de energía necesaria para importantes procesos de la vida (capacidad de absorber nutrientes, respiración, etc.) y participa en la formación de moléculas orgánicas, material de construcción de las plantas. Sin embargo, ante la falta de dióxido de carbono en el suelo, la glucosa favorece el desarrollo de moho y podredumbre. Por lo tanto, la alimentación con azúcar debe realizarse junto con preparaciones de la serie EM (Microorganismos efectivos) y solo una vez al mes.
  • Granos de café. Se mezcla con tierra para aumentar la acidez. Después de este proceso, el suelo se vuelve más liviano, contiene más oxígeno. Este aderezo es adecuado para todas las plantas de interior que crecen en suelos ácidos. De esta manera, es bueno fertilizar el suelo para las azaleas, todas las variedades de rosas, lirios, gladiolos, rododendros y la mayoría de los árboles de hoja perenne.
  • Frutas y cítricos. Puede utilizar cáscara de naranja, cáscara de mandarina e incluso cáscaras de plátano. La tintura de cítricos satura el suelo con muchos oligoelementos beneficiosos y promueve el crecimiento de hojas y tallos de plantas. Puedes alimentarlo una vez al mes.
  • Ceniza. Junto con la ceniza, el potasio, el magnesio, el fósforo, el hierro, el calcio, el azufre y el zinc que ingresan al suelo, contiene formas fácilmente disponibles de fósforo y potasio necesarios para las plantas. La ceniza también es un antiséptico natural del suelo. Al mezclarlo con tierra durante el trasplante de plantas, puede evitar que sus raíces se pudran.
  • Levadura. La solución de levadura es un buen estimulante del crecimiento. La levadura segrega auxinas (estimulantes del crecimiento), vitaminas B y fitohormonas. Uno de los componentes importantes de la levadura es la citoquinina, una hormona responsable de la división celular. La alimentación con levadura aumenta la actividad de todos los microorganismos en el suelo, mejora el proceso de liberación de dióxido de carbono y la mineralización de sustancias orgánicas. Dicha fertilización se puede comparar con fertilizantes minerales.
  • Ácido succínico. Una solución de ácido succínico contiene nutrientes tan necesarios para aglaonemas, begonias, cítricos, ficus, chumberas, etc. Dicha alimentación se realiza una vez al año.
  • Cóctel de cebolla. La solución de cebolla contiene todo el espectro de oligoelementos. Es apto para todas las plantas de interior y estimula su crecimiento. La planta no se riega con tal solución, sino que se rocía.
  • Humus. Uno de los fertilizantes favoritos de los floricultores. Sin embargo, se utilizan diferentes humus para diferentes tipos de plantas. Por ejemplo, para monstera, dieffenbachia, cítricos y otras plantas, se utiliza humus a base de excrementos de pájaros. También se utiliza para todas las especies grandes y de rápido crecimiento. Cualquier humus satura bien el suelo con nutrientes y lo hace más suelto.
  • Agua de acuario. El agua blanda con un nivel de pH neutro tiene un efecto beneficioso sobre el proceso de crecimiento de las plantas. Recomendado para uso con crecimiento activo de brotes y hojas en primavera y verano.

Debe recordarse que Lee mas


Ver el vídeo: Siembra de Jacinto