Nuevo

Extraño lugar para anidar dos golondrinas - Video

Extraño lugar para anidar dos golondrinas - Video


VIDEO

Lugar extraño para anidar dos golondrinas

El video muestra cómo dos golondrinas (especies Hirundo rustica de la familia Hirundinidae) han elegido la lámpara de araña del hall de entrada de un edificio para hacer su nido! Y el edificio no está deshabitado pero cuatro familias viven allí ...


Las golondrinas tardan en llegar, se estima una disminución de más del 40% de la población

Licenciado en Ciencias Agrícolas en la Universidad de Padua, de 1961 a 1994 fue profesor en el Instituto Agrícola de San Michele.

La llegada perdida o retrasada del golondrinas en la tradicional fecha del 21 de marzo, nos lleva a pensar en las causas que pudieron haber determinado el fenómeno.

Allí Liga italiana de protección de aves (Lipu) estima una disminución en la población de golondrinas de más 40%. Dos expertos de Trentino interrogados sobre el tema son menos pesimistas.

Sergio Abram que reside en Val di Non, aunque reconoce que hoy en día se utilizan pesticidas menos venenosos que hace unas décadas, pone en duda la atomizadores. Estos levantan muchas decenas de metros una nube de gotitas e insectos que las golondrinas toman vuelo.

En unos años, sin embargo, todo el Val di Non se convertirá en cultivo de frutas orgánicas por razones inevitables de supervivencia económica.

Paolo Pedrini, zoólogo del Musa de Trento, no excluye que también este año las golondrinas volverán a anidar al menos en los establos donde encuentran moscas y otros insectos de los que alimentarse.

No descarta que las golondrinas tengan lugares de invernada cambiados y tocar tierra debido al cambio climático. Finalmente dice que el altas temperaturas primaverales despiertan a los insectos con anticipación, que luego desaparecen en junio cuando las golondrinas tienen que alimentar a las crías.


En agosto-septiembre, se reúnen en grandes bandadas, preparándose para volar durante el invierno. Si durante el período de migración, las golondrinas han sido atrapadas por las inclemencias del tiempo prolongadas, se vuelven muy indefensas, caen en un estupor y mueren.

Durante los vuelos, mantenga los espacios abiertos. Pueden vivir en aquellas condiciones en las que existe la oportunidad de obtener comida, agua, material para construir un nido. La golondrina se puede encontrar en América del Norte, África del Norte, Eurasia, donde pasan el invierno. En Alaska y Groenlandia, estas aves no ocurren. En la naturaleza, las aves hacen sus nidos en rocas, acantilados, en cuevas, rara vez en árboles. Las golondrinas son diurnas.


Distribución y hábitat de la golondrina

La golondrina es un pájaro con un gran espíritu de adaptación y es precisamente por este motivo que parece estar muy extendido en toda Europa con la excepción de algunas zonas como el norte de Siberia. También está presente en Asia, África del Norte y América del Norte (excepto Florida, Canadá y Alaska).

Llega a Italia con la llegada de la primavera tras un largo viaje que la lleva a atravesar gran parte del continente africano.

Estos curiosos pajaritos son de hecho una especie migratoria de larga distancia.

Al comienzo de la mala temporada, hacia finales de septiembre o principios de octubre, el Golondrina europea migra a Sudáfrica volando en grandes bandadas y viajando hasta 11.000 km para invernar y regresar con la llegada de la primavera.

Los caminos que recorren para llegar a Sudáfrica son diferentes.

La mayoría de los procedentes del norte de Europa llegan al oeste de Francia, sobrevuelan los Pirineos, se dirigen al este de España y cruzan sin descanso el Mediterráneo por el Estrecho de Gibraltar y desde Marruecos continúan por el desierto del Sahara, Argelia, Níger, Chad hasta la República Democrática del Congo. en noviembre / diciembre donde hibernan.

Disminuciones drásticas de las golondrinas.

En los últimos años, el número de golondrinas presentes en Europa se ha reducido drásticamente. Las causas del fenómeno son conocidas y están relacionadas principalmente con la modificación del hábitat natural de la especie. El uso de pesticidas y herbicidas ha supuesto que se reduzca drásticamente la presencia de insectos, principal alimento en la dieta de estas aves.

En cambio, otras bandadas, incluida la golondrinas que vienen de italia, cruzar el Mediterráneo y continuar pasando el valle del Nilo, evitando zonas desérticas.

Cuando llegan a Italia, anidan en la península principalmente en Cerdeña, Sicilia y algunas islas más pequeñas, aunque es posible verlas por toda Italia.

Suelen construir sus nidos en estructuras bastante resguardadas de los elementos como debajo de los aleros de las casas, en los establos, debajo de los puentes, en las cuevas, etc. y es gracias a la cercanía de sus nidos a las zonas frecuentadas por el hombre que las golondrinas son consideradas una especie apta para la convivencia con los humanos.

El verso de la golondrina

Las golondrinas tienen una amplia variedad de llamadas que utilizan en diferentes situaciones.

Cuando se ve amenazada, la golondrina emite una especie de chirrido, la llamada de alarma, que se vuelve más intensa y llama a todos los adultos de la colonia a enfrentar la amenaza cuando los depredadores se acercan demasiado al nido.

Suceden cosas diferentes durante el cortejo y el desove. En este caso, tanto los machos como las hembras de las golondrinas cantan el llamado del cortejo. Una especie de canción, a menudo introducida y concluida con un gorjeo, compuesta por una larga serie de gorjeos continuos que luego serán seguidos por una docena de zumbidos rápidos.

LA tragar polluelos en cambio, emiten un leve chirrido cuando tienen hambre y buscan comida.

Al chasquear las mandíbulas, las golondrinas también son capaces de producir un chasquido.

Reproducción de la golondrina

Con la llegada de la primavera, la golondrina macho primero identifica el lugar para anidar (generalmente graneros, cornisas de casas) y se pone en marcha en busca de la pareja perfecta.

La golondrina construye su nido con barro y pasto seco para crear una estructura compacta y sólida que se ancla a la pared protegida debajo de una repisa o debajo de un puente.

Identificado, el compañero comienza su cortejo piando y volando no muy lejos de él.

La hembra elige al macho en función de diversos factores como la perfecta simetría de la cola y la longitud de las plumas de la cola (índice de mayor fuerza y ​​resistencia a las enfermedades).

Cuando la golondrina hembra haya aceptado el cortejo, los dos comenzarán a construir un nuevo nido oa reparar un nido ya hecho poniendo barro y pasto seco para solidificar la estructura.

El tiempo promedio para construir un nido será de 8 a 10 días.

Juntos de por vida

Las golondrinas son aves básicamente monógamas. De hecho, una vez apareadas, estas aves tienden a migrar al mismo lugar y permanecer juntas de por vida, regresando al mismo nido todos los años.

La el nido de golondrina tiene una forma inconfundibleDe hecho, parece una especie de taza dura y robusta por fuera y está cubierta por dentro de suaves plumas listas para acomodar los huevos.

Allí la hembra pone de 4 a 6 huevos dentro del cómodo nido que incubará personalmente durante 14-18 días alejarse solo para alimentarse.

Al final de los días de eclosión, los huevos eclosionan, dando a luz a los polluelos.

Al nacer los polluelos pesarán un promedio de dos gramos, estarán ciegos, indefensos y cubiertos solo con plumón.

Será responsabilidad de ambos padres hacerse cargo del cuidado, alimentación y limpieza de los más pequeños.

De hecho, menos de una hora después de la eclosión, los pequeños reciben su primera señal y para los padres será el comienzo de un continuo ir y venir en busca de alimento que durará todo el período de destete.

Los polluelos se alimentan con pequeñas bolas de insectos que los padres mantienen en el buche y en las que los polluelos hunden el pico para recogerlas.

Después del duodécimo día, las plumas habrán brotado y la madre ya no tendrá que incubar la descendencia.

Los polluelos permanecen en el nido durante unos 20 días antes de despegar para el primer vuelo, pero los padres continuarán cuidándolos durante una semana más alimentándolos y llevándolos al nido a dormir.

Los padres les enseñarán a cazar y tan pronto como los jóvenes aprendan a valerse por sí mismos, serán literalmente expulsados ​​del nido.

En este punto, la mayoría de las parejas tendrán tiempo para comenzar una segunda cría antes de que termine la temporada cálida.

El apareamiento tiene lugar entre mayo y agosto y, por lo general, habrá dos crías por temporada.

Puede suceder que los machos golondrinas que no han encontrado hembra con la que aparearse, se unan a un par de golondrinas para pasar la temporada juntos.

Su función será ayudar a construir el nido, defenderlo y contribuir a la eclosión de los huevos.

Alimentación de la golondrina

Allí golondrina es un pájaro insectívoro.

Se alimenta capturando insectos voladores como moscas, libélulas, mosquitos, avispas, saltamontes, escarabajos y polillas, principalmente en vuelo.

Siempre en vuelo, estos curiosos pajaritos tienen la capacidad de alimentar a sus crías en el nido y beber mientras vuelan sobre los charcos de agua sin ni siquiera aterrizar.

Además, la golondrina siempre ha tenido un significado particular en la cultura de muchas civilizaciones.
Para los antiguos romanos, por ejemplo, las golondrinas representaban una manifestación de las deidades que protegían las casas de los hombres (los Lares) mientras construían sus nidos bajo nuestros techos. Los griegos lo consideraban un regalo de Afrodita, la diosa de la belleza, ya que es bella y ligera. Además, la golondrina es protección y esperanza. De hecho, en el Islam la golondrina es el símbolo de la buena compañía y se define como el "ave del paraíso".


Reunirse con ellos

Una tarde campesina hace unos siglos

El museo y La Haya fueron los protagonistas y escenario de hechos que amenizaron momentos de la cultura en nuestro país, pero la actuación más espectacular tuvo lugar el 18 de junio de 2010 con una velada dedicada a la vida campesina con el Grupo Folklórico Firlinfeu "La Brianzola". de Olgiate Molgora, un grupo de unas cuarenta personas entre músicos, actores y bailarines, jóvenes y mayores, que lucieron espléndidos trajes campesinos de hace unos siglos, al estilo de "Renzo y Lucía". La muestra coincidió con los 150 años de la fundación del Grupo, para celebrar el cual desvelaron todo su repertorio, recorriendo el período histórico y las costumbres típicas del territorio del siglo anterior a la construcción de La Haya. Este grupo folclórico, en los últimos años, ha sido solicitado y apreciado en toda Europa, para actuaciones individuales y también para festivales históricos con otros grupos de la misma característica. Su actuación, en medio de música y escenografías hábilmente ambientadas, provocó numerosos aplausos en el escenario abierto, en una velada cálida y serena, después de una semana de frío y agua que temía la suspensión del espectáculo.

El domingo 30 de junio de 2013, gracias al patrocinio de la provincia de Lecco, por la tarde hubo una gran participación de personas para visitar el museo, mientras que por la noche hubo un concierto de música clásica a cargo del Cuarteto de saxofones Eccetera del Festival de Bellagio. y el lago de Como, que despertó una gran emoción por el sonido y el sugerente contexto. Gracias a la familia Verderio, el museo y La Haya quedan disponibles para otras visitas y espectáculos para renovar y recordar, con gran nostalgia, nuestros orígenes campesinos, y al mismo tiempo convertirnos en promotores de la cultura. Al final de este nuevo libro que contiene otras páginas de la historia de Verderio y en memoria de los campesinos que pasaron por este lugar, consideramos útil recordar brevemente la vida campesina de la época y también contar cómo nacieron las fincas y con qué. características nacieron construidas.

Érase una vez la casa de campo

Los orígenes de las granjas con patio se remontan al siglo X (alrededor de 900-1000), pero su mayor difusión tuvo lugar entre principios de 1700 y finales de 1800. La granja era una estructura agrícola en las zonas planas del norte Italia, especialmente la lombarda y sólo parcialmente también las piamontesas y emilianas. En Lombardía, la mayoría de las explotaciones se encuentran en la zona de Pavía, junto a los cursos de agua, imprescindibles para el cultivo del arroz, en la verde campiña de Bérgamo, Como y Varese, apta para el cultivo de trigo y maíz. En particular, a principios del siglo XIX, en la verde Brianza, fue un "florecimiento" de hermosas masías buscadas por familias nobles milanesas que habían elegido esta zona para sus vacaciones, construyendo soberbias villas señoriales en los mejores y más visibles lugares. . En sus posesiones, no tuvieron ningún problema en invertir grandes sumas para la construcción de estos caseríos que luego asignaron a familias campesinas.

Stendhal (seudónimo de Henri-Marie Beyle, 1783-1842), un escritor francés que, llegado a Milán con las tropas napoleónicas, decidió vivir allí, también habla de nuestro territorio, locamente enamorado. En su "Diario de viaje en Brianza", de agosto de 1818, lo describió de la siguiente manera:

"... una llanura fértil ... de impresionante belleza, pero reconfortante como la arquitectura griega".

En su mayoría, el plano de una masía era casi siempre de forma cuadrangular, con un patio en su centro alrededor del cual se ubicaban las distintas edificaciones: establos, graneros, hórreos, almacenes para herramientas agrícolas, hornos, pozos de agua, baños comunes y, finalmente, las casas. Según las necesidades y el territorio disponible, además del que se acaba de describir, el cortijo también podría tener otros tres tipos diferentes: "patio abierto", es decir, con un lado abierto y sin muros circundantes, "edificios uno al lado del otro o separados ", a veces sin el patio, o con un" cuerpo único o colónico ", es decir, constituido por un solo edificio y de reducido volumen. El número de familias en él varió según el tamaño de la masía y las tierras agrícolas circundantes a trabajar y osciló entre un mínimo de cuatro y alrededor de una docena, para llegar a más de un centenar de personas por masía. La masía fue construida por un dueño adinerado, pero fue confiada a un factor o incluso a un arrendatario, es decir, personas competentes que la administraban, controlaban y contabilizaban a la propiedad: el agricultor no podía hacer nada sin su autorización, bajo pena de remoción y pérdida de todos los derechos. A su vez, este administrador, comprometido en varios frentes, hizo uso de un capataz asalariado, que en dialecto se llamaba "campée". Los contratos más tradicionales eran los de aparcería que ganaban al propietario la mitad o un tercio de toda la cosecha.

Sin embargo, sucedió que, durante las grandes cosechas de verano, el agricultor contrató temporalmente a otros agricultores que venían de lejos, llamados Bergamini: un ejemplo llamativo fue el cortijo Bergamina en el territorio, entonces, de Verderio Inferiore, construido en 1427 por el Conde Majnone y luego pasó al Annoni y luego al Gnecchi Ruscone. Se llamaba Bergamini a aquellos hombres que llevaban los rebaños río abajo y, en ocasiones, prestaban su trabajo donde se necesitaba. Se ocupaban del ganado, ordeñando y cortando heno para el ganado en el establo. Se quedaron en una habitación que se les puso a su disposición en la masía y también durmieron en los graneros. Su trabajo comenzó en mayo y terminó a fines del verano. En los alrededores del cortijo, además del cultivo de cereales, también estaban muy extendidas las moreras, cuyas hojas alimentaban al gusano de seda, los plátanos, los algarrobos, que proporcionaban la leña para la chimenea y la estufa y los sauces, que se utilizaban para la fabricación de alforjas y escobas de sorgo. Desde principios del siglo XX se fueron abandonando paulatinamente todos los caseríos, sobre todo porque al campesino le gustaban las habitaciones más cómodas de los núcleos habitados y luego, tras la Segunda Guerra Mundial, por la llegada de la industria que favorecía la emigración a la ciudad, asegurando un salario seguro y menos compromiso laboral. Tras esta explicación general sobre los caseríos, pasemos a ilustrar con más detalle algunos detalles de su composición en nuestro territorio.


Video: AGUAS INVISIBLES - Documental Naturaleza HD 1080p - Grandes Documentales